Argentina.- La Policía busca a 4 ladrones que asaltaron un banco y mantuvieron como rehenes durante horas a 23 personas

Actualizado 15/01/2006 1:41:20 CET

BUENOS AIRES, 15 Ene. (EP/AP) -

La Policía de la provincia de Buenos Aires busca a cuatro ladrones que asaltaron un banco y tras mantener durante varias horas a 23 personas como rehenes lograron escapar con un millonario botín.

"Estamos ante una banda muy organizada que ha planificado esto con mucho tiempo", indicó este sábado el jefe de la policía provincial, comisario Daniel Rago, a una radioemisora. El asalto --que los medios locales ya bautizaron como 'el robo del siglo'-- comenzó al mediodía del viernes, cuando los ladrones ingresaron por la fuerza a una sucursal del Banco Río, de capital español, en la localidad de Acassuso, 20 kilómetros al norte de esta capital.

Cuando la Policía llegó al lugar alertada por la alarma, los asaltantes tomaron como rehenes a empleados y clientes. Según relató Rago, alrededor de las 16:15 (hora local) "hubo un impase en la negociación y empezamos a ver que no nos atendían" las llamadas telefónicas.

Sin embargo, los oficiales de policía no se atrevieron a entrar por la fuerza porque "veíamos una persona que estaba caminando dentro del banco". Casi dos horas después, cuando el hombre encapuchado que se paseaba por la planta baja del edificio desapareció, las fuerzas de seguridad ingresaron y liberaron a los rehenes.

Fue entonces cuando descubrieron un hueco en una pared de aproximadamente medio metro de ancho que conducía a un túnel de 20 metros que finalmente desembocaba en un amplio desagüe pluvial.

"El desagüe sale a la (autopista) Panamericana y los delincuentes pueden haber escapado por allí", explicó el subsecretario de Investigaciones Judiciales de la provincia, Enrique Galessio. "Evidentemente hubo una planificación muy racional y una ejecución muy fría y muy calculada. Son profesionales", agregó.

Las investigaciones preliminares indican que los ladrones habrían estado cavando el túnel durante unos tres meses pero impedidos de llegar hasta el banco mismo, por temor a hacer sonar las alarmas, dejaron el último tramo sin terminar e ingresaron por la puerta del banco.

Los ladrones habrían aprovechado las siete horas que duró la toma de rehenes del viernes para culminar su obra. El gerente de Comunicaciones de Banco Río, Juan Pablo Franco, informó de que fueron robadas 145 de las 408 cajas de seguridad de la entidad.