Actualizado 19/03/2015 11:04:56 CET

Registrado el Departamento Central de la Policía Federal tras filtrarse imágenes de los teléfonos de Nisman

Un hombre sostiene un cartel que dice
Foto: MARCOS BRINDICCI / REUTERS

BUENOS AIRES, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El Departamento Central de la Policía Federal de Argentina ha sido registrado este miércoles tras la denuncia por la filtración de fotografías encontradas en los teléfonos móviles del fallecido fiscal del caso AMIA, Alberto Nisman.

   El registro ha tenido lugar en la División de Apoyo Tecnológico al hilo de la publicación de parte del contenido secreto que iba a ser peritado por el sistema judicial, según ha informado el diario argentino 'Clarín'.

   La denuncia ha sido presentada por la jueza de instrucción Fabiana Palmaghini, quien ha recalcado que las imágenes debían permanecer en reserva al ser "elementos de prueba" en la investigación en torno a su muerte. En las fotografías, Nisman aparece acompañado por un grupo de mujeres durante una fiesta.

   Este mismo miércoles, el jefe de Gabinete de Argentina, Aníbal Fernández, ha asegurado que el fallecido fiscal del caso AMIA era "un sinvergüenza" que --según ha denunciado-- usaba el dinero destinado a la investigación de este atentado para "salir con minas".

   "Se dieron muchísimos dineros para esclarecer el caso AMIA y él los dedicaba a salir con minas y pagar ñoquis", ha dicho Fernández en la rueda de prensa diaria celebrada desde la Casa Rosada, según ha informado la prensa argentina.

MUERTE DE NISMAN

   Nisman fue encontrado muerto en el cuarto de baño de su casa con un disparo en la cabeza el 18 de enero, cuatro días después de que denunciara a la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, por encubrir a los sospechosos iraníes del atentado contra la AMIA.

   En un principio todas las pruebas apuntaban a que Nisman se había suicidado, pero la investigación --periodística y judicial-- ha ido desmontando poco a poco esta teoría apuntando a la del asesinato, aunque la Fiscalía aún no lo ha confirmado.

   Pese a su muerte, la denuncia siguió su curso en manos del fiscal Gerardo Pollicita, que imputó a Fernández de Kirchner. El juez Daniel Rafecas tumbó la acusación contra la jefa de Estado, pero Pollicita ha recurrido, por lo que la decisión está ahora en manos de la Cámara Federal.