Actualizado 27/02/2013 18:37 CET

Argentina.- El secretario de Transporte en la tragedia de la Once dice que "todos los mecanismos del Estado funcionaron"

BUENOS AIRES, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

Juan Pablo Schiavi, el secretario de Transporte del Gobierno kirchnerista durante la tragedia de la Once --el accidente ferroviario ocurrido en Buenos Aires hace un año y en el que murieron 51 personas--, ha aseverado este miércoles que "todos los mecanismos del Estado funcionaron", aunque ha asegurado que no escapará de su responsabilidad.

Familiares y amigos de las 51 víctimas mortales guardaron el pasado viernes un minuto de silencio en el lugar donde se produjo el accidente en una ceremonia que terminó convirtiéndose en un acto contra el Gobierno para reclamar justicia para los fallecidos.

"Hay una necesidad de buscar responsables y yo no voy a escapar de mi responsabilidad", ha asegurado Schiavi, que ha subrayado que "todos los mecanismos del Estado funcionaron". Sin embargo, el exsecretario ha señalado que el Gobierno argentino debe invertir más en transporte público, aunque ha reconocido "los escasos recursos" de los que dispone.

En una entrevista con Radio Vorterix, Schiavi ha asegurado que no se detectó ningún problema mecánico, ya que "la capacidad de frenado era normal, los frenos estaban operativos, incluso el freno de guarda estaba, también los compresores estaban operativos".

Además, el exsecretario ha reconocido que sus primeras declaraciones "no fueron buenas", ya que después del accidente manifestó que no hubiera sido tan grave si ese día hubiera sido festivo.

"Yo comparto el dolor, todos los dolores son distintos, no contesto nunca a los familiares aunque han dicho cosas que me han dolido mucho(...) No contesto y no abro juicio, me parece que están en todo su derecho porque están en la búsqueda de la verdad, en la búsqueda de la justicia", ha indicado.

Durante el homenaje en la estación celebrado la semana pasada, los familiares de las víctimas profirieron gritos contra la presidenta, Cristina Fernández, contra Schiavi y el ministro de Planificación, Julio de Vido. Estos dos últimos nombres fueron acompañados de los gritos de "corruptos" y "asesinos".

Schiavi y el también exsecretario de Transporte Ricardo Jaime están acusados de "administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública" y por poner en riesgo a la ciudadanía, así como otros altos cargos de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte y el maquinista.