Actualizado 22/02/2015 14:07 CET

Stiusso llamó a la exmujer de Nisman preocupado por la seguridad de su familia

Sanda Arroyo, ex mujer de Nisman
Foto: REUTERS

MADRID, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El ex jefe de Operaciones de la Secretaría de Inteligencia (SI) de Argentina Antonio Stiusso llamó a la exmujer del fiscal Alberto Nisman después de su muerte para ofrecerle sus condolencias y mostrarle su "preocupación" por la seguridad de su familia, según ha informado el diario argentino 'Clarín'.

   Stiusso negó ante la Fiscalía que se intercambiara "reiteradas" llamadas telefónicas con el fiscal del caso AMIA que apareció muerto en su apartamento de Buenos Aires en un aparente suicidio que poco a poco han ido desmontando las pruebas periciales y que ha provocado una crisis en el Gobierno de Cristina Fernández.

   El exespía declaró ante la Fiscalía que, tras conocer la muerte de Nisman, decidió llamar a Sandra Arroyo, a la que conocía "desde hacía mucho". Pese a no cogerle el teléfono, ella le devolvió la llamada días después, tal y como mostró en su móvil a la fiscal este martes.

   "Stiusso me llamó dos veces cuando se enteró de la muerte de Alberto. No lo atendí. Igual que como hice con otro montón de gente, le devolví el llamado días después. Me dio las condolencias por la muerte, me preguntó por la familia y me dijo que estaba preocupado por la seguridad" ha explicado Arroyo.

   El Gobierno argentino ha acusado a Stiusso de proporcionar a Nisman información falsa a través de dos supuestos espías a su cargo para que denunciara a Fernández de Kirchner. La Casa Rosada ha denunciado un complot de los servicios de Inteligencia y ha desmantelado la SI.

CASO NISMAN

   El fiscal Gerardo Pollicita ha imputado a Fernández de Kirchner basándose en la denuncia presentada por Nisman cuatro días antes de que fuera hallado muerto en su apartamento de Buenos Aires en un aparente suicidio que poco a poco han ido desmontando las pruebas periciales.

   De acuerdo con Nisman, el Gobierno de Fernández de Kirchner habría negociado con la República Islámica un acuerdo por el cual se comprometía a diluir la acusación contra los sospechosos iraníes a cambio de un canje de petróleo persa por granos argentinos.

   El atentado contra la AMIA tuvo lugar el 18 de julio de 1994 en Buenos Aires y se saldó con 85 muertos y 300 heridos, convirtiéndose así en el mayor ataque terrorista perpetrado hasta ahora en suelo argentino.