Actualizado 15/05/2012 06:10 CET

Buenos Aires pide a Montevideo realizar una auditoría conjunta en un canal del río de la Plata

BUENOS AIRES, 15 May. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Argentina ha solicitado al de Uruguay realizar una auditoría conjunta de la Comisión Administradora del Río de la Plata (CARP) ante las informaciones publicadas por la prensa sobre presuntas irregularidades y corruptelas en la prórroga del contrato de mantenimiento del canal Martín García con la empresa Riovía.

En un comunicado difundido por el Ministerio de Exteriores, el canciller argentino, Héctor Timerman, ha solicitado a su homólogo uruguayo, Luis Leonardo Almagro, iniciar una auditoría conjunta en un plazo de 24 horas "ante las graves, sorpresivas y reiteradas denuncias publicadas en los medios de comunicación".

Timerman ha propuesto a Almagro que, por parte argentina, participe en la auditoría conjunta la Sindicatura General de la Nación (SIGEN) y que, por parte uruguaya, intervenga "un organismo con competencias similares".

Además, el ministro de Exteriores de Argentina ha adelantado la intención del Gobierno de Cristina Fernández de Kichner de "dar publicidad al resultado de la investigación".

Por otro lado, ha solicitado al Gobierno de José Mujica que informe a la opinión pública de que "todas las decisiones tomadas en el marco de la CARP han sido de común acuerdo" y, en concreto, de que "el precio de la prórroga contractual fue aprobado por las delegaciones de ambos países en febrero de 2012".

En este contexto, Timerman ha expresado su "preocupación" por la continuidad del proceso de concesión de licencias para contratar los servicios de profundización, señalización y mantenimiento y conceder la administración de los canales del río de la Plata hasta que se esclarezcan dichas denuncias, ya que Boskalis Internacional, propietaria de Riovía, es una de las cuatro empresas preseleccionadas para participar en la segunda etapa del proceso de licitación.

Así, ha destacado "la importancia de esclarecer si dicha empresa ha incurrido en un acto de corrupción antes de dar cumplimiento a los cronogramas establecidos para la profundización y el mantenimiento del canal Martín García, toda vez que la actual prórroga contractual se encuentra próxima a vencer.