Actualizado 27/03/2006 23:29 CET

Argentina/Uruguay.- Fueron "incompletos" los estudios de impacto ambiental de las plantas, dice un informe del Banco M

BUENOS AIRES, 27 Mar. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

Una auditoría realizada por la defensora del Pueblo del Banco Mundial, Meg Taylor, determinó que fueron "incompletos" los estudios de impacto ambiental realizados por la Corporación Financiera Internacional (CFI) sobre las plantas productoras de celulosa que se construyen en la ciudad uruguaya de Fray Bentos.

Los resultados de ese informe fueron entregados a las autoridades de la provincia de Entre Ríos, quienes a su vez lo pusieron en conocimiento del presidente Néstor Kirchner, quien el miércoles se reuniá con su par uruguayo, Tabaré Vázquez, para tratar la cuestión.

"La diligencia del CFI para asegurarse que los estudios de impacto ambiental fueran completos fue inadecuada y no cumplió con la política de divulgación de la organización, lo que resultó en la divulgación de estudios incompletos", señala el documento, según informa la agencia oficial Telam.

Las autoridades argentinas sostienen que las dos plantas que se construyen en Fray Bentos podrían contaminar el compartido río Uruguay y las costas de la ciudad argentina de Gualeguaychú, donde comenzaron las protestas por la construcción de las plantas.

El trabajo dice además que los procedimientos de la CFI no fueron "lo bastante rigurosos o fuertes como para apoyar las conclusiones" de esos estudios de impacto ambiental en los que se apoyó el organismo, que en un principio sostuvo que las plantas no eran contaminantes.

Kirchner y Vázquez se reunirán el miércoles en la ciudad uruguaya de Colonia, para buscar una salida consensuada al conflicto que generó la instalación de las dos plantas productoras de celulosa.

El gobierno de la provincia de Entre Ríos había pedido en octubre de 2005 al Banco Mundial que detuviera el financiamiento de las obras hasta que se comprobara fehacientemente si contaminarán la región.