Argentina/Uruguay.- Los vecinos de Gualeguaychú (Argentina) deciden retomar los cortes de carreteras por las papeleras

Actualizado 05/04/2006 21:40:20 CET

Los habitantes de Colón (Argentina) deben aún decidir si retoman los bloqueos tras el aplazamiento de la cumbre presidencial

BUENOS AIRES, 5 Abr. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

Los vecinos de la ciudad argentina de Gualeguaychú, en la provincia de Entre Ríos, decidieron volver a cortar el tráfico en la carretera que lleva a la ciudad uruguaya de Fray Bentos, tras la suspensión de la cumbre entre los presidentes de Argentina y Uruguay, Néstor Kirchner y Tabaré Vázquez, para solucionar el conflicto planteado por la instalación de dos plantas de celulosa en en Uruguay.

Después de una asamblea, los vecinos volvieron a cortar el tráfico en señal de protesta ante el fracaso de las negociaciones. Los asambleístas sostienen que las plantas contaminarán el río Uruguay, donde funcionarán las plantas y cuya soberanía es compartida por los gobiernos de Argentina y Uruguay.

Los vecinos de Gualeguaychú mantuvieron cortado el tráfico entre los dos países durante 46 días, hasta dos semanas, cuando suspendieron el corte para que pudieran encarrilarse las negociaciones entre los dos países.

Sin embargo, ayer martes se postergó por segunda vez el encuentro entre los dos mandatarios después de que la empresa finlandesa Botnia, que se encarga de la construcción de una de las plantas, anunciara que sólo estaba dispuesta a suspender las obras de su planta por 10 días y no durante 90 días, como pidieron los gobiernos de Kirchner y Vázquez.

Al anunciar ayer la suspensión de la reunión entre los mandatarios, el secretario de la Presidencia de Uruguay, Gonzalo Fernández, advirtió de que, si se volvían a cortas las carreteras, el Gobierno demandaría a Argentina ante un tribunal internacional.

Kirchner y Vázquez acordaron el 11 de marzo en Chile, donde ambos asistieron a la toma de posesión de la nueva presidenta Michelle Bachelet, una tregua para buscar soluciones al conflicto. Se trataba de suspender las obras por 90 días y al mismo tiempo levantar los cortes de carreteras que impiden el tráfico hacia Uruguay.

Según Uruguay, los cortes de carreteras les ha provocado pérdidas económicas valoradas en 300 millones de dólares, tras embolsarse menores ingresos por turismo y comercio, entre otros sectores afectados por los cortes de carreteras.

El conflicto por las papeleras ha enturbiado las históricamente cordiales relaciones entre Argentina y Uruguay. Las dos plantas que se instalarán en la ciudad uruguaya de Fray Bentos, frente a la ciudad argentina de Gualeguaychú, suponen una inversión de 1.800 millones de dólares por parte de Botnia y de la española ENCE.