Actualizado 12/04/2010 19:34:10 +00:00 CET

Argentina.- El vicepresidente argentino convoca por prensa a los senadores y amenaza con sancionar a los ausentes

BUENOS AIRES, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente argentino y presidente del Senado, Julio Cobos, convocó este lunes a través de la prensa a los senadores para el próximo miércoles y les amenazó con descontarles parte de sus sueldos si persisten en sus ausencias injustificadas de la Cámara, después de que la semana pasada el Senado no pudiese celebrar correctamente la sesión por la escasa asistencia.

Los diarios 'Clarín' y 'La Nación' recogieron hoy un artículo de Cobos en el que se convoca una sesión ordinaria del Senado para el próximo miércoles. El texto incluye un listado de los 36 parlamentarios ausentes la semana pasada y lanza una advertencia a quienes no acudieron ni el 17 de marzo ni el 7 de abril.

El vicepresidente aludió al reglamento del Senado y recordó que si faltan de nuevo se arriesgan a perder un 20 por ciento del sueldo por cada ausencia. La norma autoriza también a llevar a los rebeldes a debatir "por la fuerza pública" si no surte efecto la medida de reducir el salario.

Una de las primeras reacciones a la medida llegó de boca del gobernador bonaerense, el 'kirchnerista' Daniel Scioli, quien acusó a Cobos de estar "politizando" su papel al frente de la Cámara Alta. "Cuando yo estaba al frente del Senado, buscaba con los jefes parlamentarios el consenso necesario", señaló.

Por su parte, la senadora 'kirchnerista' Beatriz Rojkés de Alperovich, ironizó con el mensaje de Cobos y señaló que en realidad quiere decir: "Ayúdenme, vengan porque no puedo manejar esto".

La oposición denuncia que el oficialismo traba, con su falta de asistencia a las sesiones, las iniciativas contra el Ejecutivo. Rojkés de Alperovich subrayó que no dar el quórum necesario es parte de "los juegos de la democracia" y afirmó que lograr este consenso es responsabilidad exclusiva de la oposición, que insiste en "tomar medidas contrarias al Gobierno".

Sin embargo, el presidente de la UCR, el senador Ernesto Sanz, criticó la "deliberada intencionalidad política" del Gobierno para "clausurar" el Congreso. Sanz defendió la petición de Cobos, porque se ha limitado a recoger "lo que prescribe el reglamento del Senado que fue redactado de puño y letra y votado por la entonces senadora (y ahora presidenta) Cristina Fernández de Kirchner".