Publicado 10/11/2020 09:31CET

Armenia/Azer.- El presidente de Armenia dice que no le han consultado sobre el acuerdo y anuncia ronda de consultas

El presidente de Armenia, Armen Sarkisián, en una reunión en Ereván
El presidente de Armenia, Armen Sarkisián, en una reunión en Ereván - XINHUA / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

El primer ministro armenio denuncia que los manifestantes contrarios al pacto con Azerbaiyán han "saqueado" su residencia

MADRID, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Armenia, Armen Sarkisián, ha asegurado que no ha sido consultado sobre el acuerdo de alto el fuego firmado por el Gobierno de Ereván con Azerbaiyán y Rusia, al tiempo que ha anunciado el inicio de una ronda de consultas urgentes sobre dicho pacto.

"Me he enterado por los medios de la firma de una declaración sobre el cese de hostilidades (...) De las condiciones del alto el fuego también me enterado por la prensa. Lamentablemente, nadie ha consultado ni discutido este documento con la Presidencia", ha afirmado el mandatario de Armenia.

La declaración del presidente de Armenia llega después del anuncio de un acuerdo de alto el fuego firmado por el primer ministro armenio, Nikol Pashinián, con Azerbaiyán y Rusia, un pacto que incluye la devolución de algunos territorios azeríes bajo control armenio y el despliegue de más de 1.900 militares rusos como fuerzas de paz en la línea del frente en torno a la región de Nagorno Karabaj, cuya soberanía se disputan Armenia y Azerbaiyán desde hace décadas.

"Cualquier paso, acción o decisión relacionado con los vitales intereses de seguridad y los derechos de Armenia, de Artasj (Nagorno Karabaj) y de todo el pueblo armenio, especialmente la firma de cualquier documento, debería someterse a intensivas consultas y discusiones", ha afirmado el mandatario armenio en un comunicado, según informa el diario digital Mediamax.

Sarkisián ha hecho hincapié e que el "destino" de Nagorno Karabaj y, "por tanto", "el del pueblo armenio", "solo puede resolverse teniendo en cuenta nuestros intereses nacionales y sobre la base de un consenso nacional".

Por ese motivo, "teniendo en cuenta la profunda preocupación de amplias masas de población por la situación actual", el presidente de Armenia ha anunciado que comienza "de inmediato" una ronda de consultas para acordar tan pronto como sea posible "soluciones" que partan de la "agencia de protección de los intereses nacionales".

El acuerdo firmado por el primer ministro de Armenia con Rusia y Azerbaiyán contempla un nuevo alto el fuego, el cuarto desde el reinicio de la hostilidades a finales de septiembre, la devolución de varios territorios azeríes bajo control armenio y el despliegue de 1.960 militares rusos como fuerzas de paz en la línea de separación de las fuerzas militares armenias y azeríes en torno a Nagorno Karabaj.

El presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, ha asegurado que Turquía también enviará un contingente de fuerzas de paz para garantizar el alto el fuego en la región de Nagorno Karabaj. Según informa la agencia de noticias rusa Sputnik, Aliyev ha dicho que las fuerzas de paz de Rusia se desplegarán en Nagorno Karabaj durante un periodo de cinco años con posibilidad de prorrogar dicho despliegue.

El presidente de Azerbaiyán ha afirmado que Armenia deberá devolver el distrito de Kalbajar el 15 de noviembre y el distrito de Lachín para el 1 de diciembre. Al mismo tiempo, el Gobierno de Armenia se reserva en Lachín un corredor de cinco kilómetros de ancoh para garantizar la conexión con Nagorno Karabaj.

El acuerdo de alto el fuego ha provocado disturbios y altercados en las últimas horas en Ereván, donde el primer ministro, Nikol Pashinián, ha denunciado que los manifestantes han llegado a irrumpir en su residencia y la han "saqueado".

"Han robado un ordenador, un reloj, un perfume, varios carnés de conducir y otros artículos de la residencia del primer ministro. Todo seguramente por la patria", ha denunciado el jefe del Gobierno armenio, según recoge la agencia Armenpress.

Minutos antes, Pashinián ha pedido a las fuerzas de seguridad que arresten a los manifestnates que han irrumpido con violencia en edificios gubernamentales y que han llegado a agredir al presidente del Parlamento, Ararat Mirzoyan.

Contador