Publicado 21/11/2020 11:03CET

Armenia/Azerbaiyán.- Altos responsables rusos tratan con el primer ministro armenio la situación en Nagorno Karabaj

Desplazados por el conflicto en Nagorno Karabaj refugiados en una iglesia
Desplazados por el conflicto en Nagorno Karabaj refugiados en una iglesia - 2020 GETTY IMAGES / ALEX MCBRIDE - Archivo

MADRID, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los ministros de Exteriores y Defensa de Rusia, Sergei Lavrov y Sergei Shoigu, han tratado este sábado con su homólogo armenio, Vagarshak Arutiunián, y el primer ministro, Nikol Pashinián, el cese de hostilidades en Nagorno Karabaj.

"Queda mucho trabajo por hacer, pero espero que esta vez esté encaminado a normalizar la vida pacífica en Karabaj", ha declarado ministro Shoigu, citado por el servicio de prensa del gabinete armenio.

Shoigu ha subrayado que la tarea principal hoy en día es evitar un derramamiento de sangre en la región, de acuerdo con la nota, recogida a su vez por la agencia oficial de noticias rusa Sputnik.

De momento, el ministro ha confirmado el despliegue de 23 puestos de observación en Nagorno Karabaj, mientras que los pacificadores rusos mantienen bajo control la ruta hacia la capital, Stepanakert, y el llamado corredor de Lachín para garantizar el retorno de los refugiados.

El primer ministro armenio, por su parte, agradeció el apoyo de Rusia en el restablecimiento de la paz en Nagorno Karabaj.

El 9 de noviembre, Armenia, Azerbaiyán y Rusia emitieron una declaración conjunta sobre el alto el fuego en Nagorno Karabaj, que comenzó al día siguiente.

En el marco del acuerdo, Rusia procedió al envío de fuerzas de paz --1.960 militares, 90 transportes blindados y 380 medios técnicos-- que se desplegarán en la línea de separación entre las partes beligerantes y a lo largo del llamado corredor de Lachín, que conecta Nagorno Karabaj con Armenia.

Los bandos del conflicto deben permanecer en sus posiciones actuales, intercambiar prisioneros de guerra, otros detenidos y los cuerpos de los caídos.

Según la declaración, las fuerzas de paz rusas en Nagorno Karabaj se emplazarán por cinco años, con posibilidad de prórrogas automáticas por períodos similares, a menos que alguna de las partes firmantes notifique la intención de rescindir dicha cláusula con seis meses de antelación.

La región de Nagorno Karabaj, cuya soberanía se disputan desde hace décadas Armenia y Azerbaiyán, está sufriendo una espiral bélica desde finales de septiembre. Los enfrentamientos se mantienen a pesar de que se han acordado tres altos el fuego que han sido incumplidos en cuestión de horas.

La región forma parte oficialmente del territorio de Azerbaiyán pero tiene mayoría de población armenia y está controlada de facto por Armenia desde el final de la última guerra, en 1988, cuando las fuerzas militares armenias se hicieron con el control de este enclave y de varios distritos azeríes colindantes.

Contador