Publicado 20/11/2021 14:10CET

Armenia/Azerbaiyán.- Armenia acusa a Azerbaiyán de ocultar la captura de un centenar de prisioneros de guerra armenios

Archivo - Un hombre camina por una calle de Stepanakert, capital de Nagorno Karabaj, cerca de un cartel con la bandera armenia y de Artsaj, como se conoce en Armenia a Nagorno-Karabaj
Archivo - Un hombre camina por una calle de Stepanakert, capital de Nagorno Karabaj, cerca de un cartel con la bandera armenia y de Artsaj, como se conoce en Armenia a Nagorno-Karabaj - CELESTINO ARCE LAVIN / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Exteriores de Armenia, Ararat Mirzoyan, ha indicado este sábado que Azerbaiyán ha ocultado la captura de al menos un centenar de prisioneros de guerra armenios y ha denunciado el "trato inhumano y degradante" que sufren mientras están bajo custodia.

"Estos casos han sido documentos por varias ONG, entre ellas Human Rights Watch. También tenemos vídeo y fotos documentales que prueban que estas personas han sido capturadas, pero Azerbaiyán no confirma su existencia", ha dicho en una entrevista concedida al diario 'Le Figaro' y difundida a través de la página web del propio Ministerio.

Mirzoyan ha alertado de la posibilidad de que estos prisioneros hayan sido ejecutados extrajudicialmente, "recluidos en cárceles subterráneas o hayan sido víctimas del tráfico de órganos". En este sentido, ha señalado que para Azerbaiyán son tan solo 40 los prisioneros armenios que se encuentran en su territorio.

En relación con el conflicto entre los dos países, el ministro ha aseverado que la retórica de cada bando es "muy diferente". "Armenia habla de abrir todos los canales de comunicación, mientras que Azerbaiyán insiste en el llamado "corredor". Armenia, como manifestación de buena voluntad, está dispuesta a entregar todos los mapas de las minas ubicadas en la región a su disposición, pero Azerbaiyán, a pesar de su obligación, no libera a los prisioneros de guerra armenios", ha insistido.

Así, ha calificado los discursos del presidente, Ilham Aliyev, de "xenófobos" y lo ha acusado de "humillar" a los armenios. "El odio puede conducir a la aniquilación o al genocidio. El pueblo armenio lo sabe", ha dicho.

Sin embargo, ha manifestado que la paz es posible, si bien "es difícil imaginar la presencia de población armenia en los territorios controlados por Azerbaiyán". "Como resultado de la guerra, ningún armenio vive en los territorios bajo el control de Azerbaiyán, lo que es una prueba fáctica de la limpieza étnica", ha sostenido.

En relación con la guerra abierta en Nagorno Karabaj entre septiembre y noviembre de 2020, ha agradecido a Rusia su labor para "ponerle fin" y ha asegurado que las "violaciones del alto el fuego por parte de Azerbaiyán van dirigidas contra la reputación de las fuerzas de paz rusas" en la zona.

Respecto a la normalización de las relaciones con Turquía, el ministro ha dicho estar dispuesto a lograrlo "sin condiciones previas" a pesar del "enorme apoyo brindado por Turquía a Azerbaiyán durante la guerra en Nagorno Karabaj, tanto políticamente como mediante el suministro de armas y el despliegue de mercenarios".

No obstante, ha dicho haber recibido "señales positivas" de Turquía para reabrir el diálogo, aunque "sigue siendo complicado".

Contador