Publicado 19/10/2020 07:59CET

Armenia/Azerbaiyán.- Azerbaiyán toma el control de varias aldeas tras el incumplimiento de el alto el fuego con Armenia

MADRID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, ha informado este lunes de que el Ejército ha tomado el control de varias aldeas de la región de Cebrayil, en la frontera con Nagorno Karabaj, horas después de que los gobiernos de Baku y Armenia incumplieran su segundo alto el fuego, desde la escalada de tensiones entre ambos países.

"Las Fuerzas Armadas de Azerbaiyán han liberado de la ocupación las aldeas de Soltanli, Amirvanli, Masanli, Alikeykhanli, Kumlaq, Hacili, Goyercin Veyselli, Niyazqulular, Kechalmamedli, Sahvelli, Haci Ismayilli, Isaqli de la región de Cebrayil", ha comunicado a través de Twitter Aliyev.

Tras entrar en vigor la segunda tregua humanitaria entre ambos países este domingo a las 00 horas, Aliyev ha denunciado a Armenia de violar este alto el fuego humanitario. "Después de las 00.02 del 18 de octubre las Fuerzas Armadas de Armenia, en grave violación del alto el fuego temporal acordado, bombardearon varias localidades y posiciones de Azerbaiyán con artillería pesada", ha detallado.

El pasado 10 de octubre ambas partes alcanzaron un acuerdo para un alto el fuego humanitario que frenara el rebrote de la violencia iniciado el 27 de septiembre, pero tanto Armenia como Azerbaiyán se han acusado mutuamente de incumplir lo pactado.

Armenia se hizo con el control de todo el enclave de Nagorno Karabaj y de siete distritos colindantes en suelo azerí durante la guerra que le enfrentó con Azerbaiyán.

Desde entonces, los esfuerzos de mediación de Rusia, Francia y Estados Unidos, copresidentes del Grupo de Minsk en la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), no han logrado resolver el conflicto por la soberanía de esta región.

Azerbaiyán sostiene que está combatiendo para recuperar el control de un territorio que le pertenece y que está reconocido así a nivel internacional. Armenia, por su parte, mantiene que está defendiendo el derecho de autodeterminación de la región de Nagorno Karabaj.

Las hostilidades, en las que las partes beligerantes llegaron a usar blindados, artillería, aviación y sistemas de misiles por primera vez desde la guerra de 1992-1994, han provocado centenares de bajas militares y decenas de víctimas civiles.