Publicado 19/11/2020 12:20CET

Armenia/Azerbaiyán.- El nuevo ministro de Exteriores armenio apuesta por la vía diplomática en el conflicto de Karabaj

Ara Aivazián, nuevo ministro de Asuntos Exteriores de Armenia
Ara Aivazián, nuevo ministro de Asuntos Exteriores de Armenia - GOBIERNO DE ARMENIA / GEVOR PERKUPERIÁN

MADRID, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

El nuevo ministro de Asuntos Exteriores de Armenia, Ara Aivazián, ha apostado por la vía diplomática para resolver el conflicto en la región de Nagorno Karabaj, tras el acuerdo de alto el fuego firmado el 9 de noviembre con Azerbaiyán bajo la mediación de Rusia.

"La continuación de la heroica lucha de Artsaj (Nagorno Karabaj) por su supervivencia está gradualmente pasando del campo de batalla al campo diplomático y todo el mundo entiende que esto es un enorme deber que tienen ante el estado, el pueblo y la historia", ha afirmado el nuevo jefe de la diplomacia armenia. "Estoy seguro de que esta fase nos esforzaremos para hacer lo imposible", ha remachado.

Aivazián asume desde este jueves la cartera de Exteriores después de que el primer ministro, Nikol Pashinián, decidiera cesar a su antecesor, Zograb Mnatsakanián, por las discrepancias mostradas en público en torno al acuerdo de alto el fuego con Azerbaiyán.

La destitución llegó después de que Pashinián argumentara en el Parlamento que el Ministerio de Exteriores de Armenia llevaba años sopesando entregar a Azerbaiyán la localidad de Shusha, la segunda más importante de Nagorno Karabaj, una declaración que fue públicamente rechazada por Mnatsakanián, que aseguró que nunca se había planteado su entrega al país vecino.

El cese del titular de Exteriores llega además en el marco de la crisis política derivada del rechazo de los partidos opositores armenios al acuerdo de alto el fuego para Nagorno Karabaj, que consideran una capitulación ante Azerbaiyán por entender que pone en riesgo la región en disputa.

En la toma de posesión del nuevo ministro de Exteriores en Ereván, Pashinián ha subrayado que ahora "el frente más importante y más difícil es el diplomático" y ha confiado en que la llegada de Aivazián permita unir al servicio diplomático para resolver los problemas actuales.

"Estamos en un periodo muy difícil. De algún modo, la carga militar está reduciéndose, por las circunstancias ya conocidas, pero la carga diplomática está aumentando de manera acorde. Confío en que (el exministro) Mnatsakanián, que tiene un gran respeto y autoridad en el servicio diplomático, nos ayude a este respecto", ha subrayado el primer ministro armenio.

Por su parte, Mnatsakanián ha asegurado que está convencido de que Aivazián tiene "el potencial necesario" para liderar el Ministerio de Exteriores y "hacer avanzar" la "agenda nacional en la política exterior" de Armenia.

El pacto firmado por los líderes de Armenia, Azerbaiyán y Rusia comprende un cese de hostilidades, el despliegue de 1.960 militares rusos como fuerzas de paz en la línea de separación en Nagorno Karabaj, el establecimiento de un centro de supervisión de la tregua controlado por observadores rusos y turcos y emplazado en suelo azerí y la devolución de territorios azeríes controlados desde 1994 por Armenia, incluida Shusha, la segunda localidad más importante de la región en disputa.

El acuerdo ha sido rechazado por las formaciones políticas opositoras por considerarlo una capitulación ante Azerbaiyán y por el temor a que acabe poniendo en riesgo la región de Nagorno Karabaj, con mayoría de población armenia y controlada de facto por las autoridades armenias desde el final de la última guerra.

Contador