Publicado 10/10/2020 22:01CET

Armenia/Azerbaiyán.- La OSCE mantiene contactos con el CICR para un intercambio de prisioneros en Nagorno Karabaj

Armenia/Azerbaiyán.- Armenia abre la puerta a entablar conversaciones con la OSC
Armenia/Azerbaiyán.- Armenia abre la puerta a entablar conversaciones con la OSC - CELESTINO ARCE LAVIN / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

El conocido como Grupo de Minsk de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) ha anunciado el inicio de contactos con el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) con vistas a un posible intercambio de prisioneros entre Armenia y Azerbaiyán en el marco del conflicto por Nagorno Karabaj.

"Los copresidentes y el representante personal del presidente de la OSCE, Andrzej Kasprzyk, mantienen contactos intensivos con el CICR sobre las modalidades y la logística para la devolución de los restos y lso detenidos lo antes posible", ha informado la OSCE en un comunicado.

El texto emplaza además a las partes a "aportar todas las garantías de seguridad y logísticas de forma urgente" y reitera "el compromiso activo de los copresidentes con las partes para facilitar sus esfuerzos para lograr un acuerdo sobre los parámetros concretos del alto el fuego y cerrar unas negociaciones intensivas para conseguir un acuerdo sobre los principios y el formato pactados".

Previamente, el CIRC se había ofrecido como mediador para facilitar el retorno de los restos de los fallecidos y el intercambio de prisioneros.

"El CICR tiene una larga trayectoria como intermediario neutral en conflictos por todo el mundo, y esperamos que esta operación se pueda desarrollar con rapidez para que los restos mortales de los caídos en combate puedan ser devueltos a sus seres queridos, para que les lloren con dignidad", ha declarado el director regional del CICR para Eurasia, Martin Schuepp, desde Ginebra.

Asimismo, Schuepp se ha ofrecido como instrumento para gestionar la liberación de "los detenidos por las dos partes en conflicto para que puedan reunirse con sus familias", según un comunicado remitido este sábado por la organización internacional.

La institución recuerda que sus servicios responden a necesidades humanitarias y que actúa como intermediario neutral entre las partes, sin participar en negociaciones políticas.

Como garante que es del Derecho Humanitario Internacional, "está disponible para ofrecer asesoramiento técnico a las partes para que los muertos sean identificados de acuerdo con la ley, y facilitar así la devolución de los cuerpos".

"Estamos en conversación constante con las partes y expresamos nuestra disposición a participar en más discusiones sobre la naturaleza de la participación del CICR para apoyar el regreso de detenidos y restos humanos, incluidas las garantías de logística y seguridad para nuestros equipos", ha añadido Schuepp.

"También esperamos que este acuerdo (de alto el fuego) se traduzca en un alivio significativo para las familias después de semanas de intensos combates", ha remachado.

El alto el fuego humanitario pactado con la mediación de Rusia ha entrado en vigor a las 12.00 horas de este sábado, aunque casi de inmediato ambas partes se han acusado de incumplir lo pactado.

El último rebrote de las hostilidades comenzó el pasado 27 de septiembre y habría provocado decenas de muertos. La antigua provincia autónoma soviética de Nagorno Karabaj intentó independizarse de Azerbaiyán por primera vez en 1988, lo que provocó graves enfrentamientos étnicos en la región.

Más de un millón de civiles abandonaron sus hogares y miles de personas murieron en el conflicto hasta que se alcanzó un alto el fuego en 1994, con las fuerzas armenias y de Nagorno Karabaj manteniendo el dominio de la mayor parte de la provincia y de varios distritos colindantes de Azerbaiyán.

En 1994, para impulsar una solución negociada y pacífica del conflicto se creó el Grupo de Minsk, auspiciado por la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) y copresidido por EEUU, Rusia y Francia. También participan en este grupo Alemania, Bielorrusia, Finlandia, Italia, Suecia y Turquía, así como Armenia y Azerbaiyán.

Azerbaiyán insiste en recuperar su integridad territorial, mientras que Armenia defiende los intereses de la autoproclamada República de Nagorno Karabaj.

Contador