Publicado 10/11/2020 21:01CET

Armenia/Azerbaiyán.- La OSCE pide a Armenia y Azerbaiyán una "paz duradera" en Nagorno Karabaj

Un hombre con los restos de un proyectil disparado por las fuerzas azeríes en Nagorno Karabaj
Un hombre con los restos de un proyectil disparado por las fuerzas azeríes en Nagorno Karabaj - CELESTINO ARCE LAVIN / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente la Asamblea Parlamentaria de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), George Tsereteli, ha pedido este martes a Armenia y Azerbaiyán una "paz duradera" en la región de Nagorno Karabaj, después de que ambos países hayan acordado un alto el fuego desde este martes.

Mediante un comunicado, Tsereteli ha expresado su esperanza de que el acuerdo "pare la guerra" en la región y que "finalmente" proteja las vidas de los civiles afincados allí.

En este sentido, ha lamentado "profundamente" las vidas perdidas en las últimas semanas, al tiempo que ha pedido a los dos bandos que se intercambien "sin retraso" prisioneros de guerra, detenidos y los cuerpos de los soldados caídos.

"El camino hacia la paz duradera es en ocasiones más duro que la guerra", ha señalado, urgiendo a Armenia y Azerbaiyán a retomar las negociaciones para la paz "de buena fe" para garantizar el regreso de los desplazados y los refugiados.

Al anuncio del alto el fuego se sucedieron manifestaciones en Ereván, la capital de Armenia, en las que los manifestantes forzaron el edificio gubernamental y el Parlamento, además de atacar al presidente de la Asamblea Nacional de Armenia, Ararat Mirzoyan.

Al respecto, Tsereteli ha señalado estar "indignado" y ha condenado lo sucedido. "Sin duda, este es un día doloroso y emotivo para el pueblo armenio, pero los insta a mantener la confianza en sus instituciones elegidas democráticamente para guiar a Armenia en estos tiempos difíciles", ha concluido.

El nuevo alto el fuego entra en vigor a partir de la medianoche de este martes y contará con mayor presencia militar extranjera con el fin de evitar que se viole, como los tres anteriores, pocas horas después de ser anunciado.

La región de Nagorno Karabaj, cuya soberanía se disputan desde hace décadas Armenia y Azerbaiyán, está sufriendo una espiral bélica desde finales de septiembre. Los enfrentamientos se mantienen a pesar de que se han acordado tres altos el fuego que han sido incumplidos en cuestión de horas.

La región forma parte oficialmente del territorio de Azerbaiyán pero tiene mayoría de población armenia y está controlada de facto por Armenia desde el final de la última guerra, en 1994, cuando las fuerzas militares armenias se hicieron con el control de este enclave y de varios distritos azeríes colindantes.

Contador