Publicado 16/10/2020 18:49CET

Armenia/Azerbaiyán.- El presidente azerí ve prematuro un diálogo sobre el envío de fuerzas de paz a Nagorno Karabaj

Armenia/Azerbaiyán.- El presidente azerí ve prematuro un diálogo sobre el envío
Armenia/Azerbaiyán.- El presidente azerí ve prematuro un diálogo sobre el envío - Pavlo Gonchar/SOPA Images via ZU / DPA

MADRID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, ha considerado este viernes que todavía es pronto para discutir un posible envío de fuerzas de paz al enclave de Nagorno Karabaj, escenario durante las últimas semanas de combates entre el Ejército azerí y fuerzas proarmenias, y ahora bajo un frágil pacto para el cese de hostilidades.

La opción de las fuerzas de paz fue planteada este mismo jueves por el ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, para controlar el cumplimiento del alto el fuego acordado la semana pasada en esta región, cuya soberanía se diputan Armenia y Azerbaiyán desde hace décadas, según ha informado la agencia de noticias rusa Sputnik.

Sin embargo, Aliyev se ha remitido precisamente a una opinión adicional desde el Kremlin sobre la evolución de la tregua acordada el 10 de octubre para explicar que "la administración rusa ha subrayado, y con razón, que este problema debe resolverse con el consentimiento de ambas partes", en alusión a las declaraciones formuladas esta semana el portavoz de la Presidencia rusa, Dimitri Peskov.

El presidente azerí ha indicado en este sentido que, según los principios básicos de las negociaciones del alto el fuego, el despliegue del personal de paz forma parte de "la última etapa de las conversaciones" con Armenia, por detrás del diálogo sobre el estatus del enclave y el retorno de los refugiados afectados por el inicio de la escalada de hostilidades, el pasado 27 de septiembre, según ha hecho saber el mandatario en una entrevista con la cadena turca A Haber.

Armenia se hizo con el control de todo el enclave azerí de Nagorno Karabaj y de siete distritos colindantes en suelo azerí durante la guerra que le enfrentó con Azerbaiyán y que terminó con un alto el fuego en 1994 gracias a la mediación de Rusia. Desde entonces, los esfuerzos de mediación de Rusia, Francia y Estados Unidos, copresidentes del Grupo de Minsk en la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), no han permitido resolver el conflicto por la soberanía de esta región.

Azerbaiyán sostiene que está combatiendo para recuperar el control de un territorio que le pertenece y que está reconocido así a nivel internacional. Armenia, por su parte, mantiene que está defendiendo el derecho de autodeterminación de la región de Nagorno Karabaj, con mayoría de población armenia.

Las hostilidades, en las que las partes beligerantes llegaron a usar blindados, artillería, aviación y sistemas de misiles por primera vez desde la guerra de 1992-1994, han provocado centenares de bajas militares y decenas de víctimas civiles.

La tregua humanitaria de la semana pasada, acordada con la mediación de Rusia, plantea además un intercambio de prisioneros, así como la retirada y devolución de los caídos en combate, pero ambos bandos han denunciado escaramuzas esporádicas a los pocos minutos, incluso, de la entrada en vigor del cese de hostilidades.

Contador