Publicado 14/11/2020 21:34CET

Armenia/Azerbaiyán.- Putin trata la situación en Nagorno Karabaj con Pashinian y Aliyev

HANDOUT - 14 October 2020, Russia, Novo-Ogaryovo: Russian President Vladimir Putin attends a meeting with members of the government, held via video conference, at the Novo-Ogaryovo state residence. Photo: -/Kremlin/dpa - ATTENTION: editorial use only and
HANDOUT - 14 October 2020, Russia, Novo-Ogaryovo: Russian President Vladimir Putin attends a meeting with members of the government, held via video conference, at the Novo-Ogaryovo state residence. Photo: -/Kremlin/dpa - ATTENTION: editorial use only and - -/Kremlin/dpa - Archivo

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha mantenido este sábado sendas conversaciones telefónicas con los líderes de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, y de Armenia, Nikol Pashinian, para abordar la situación en la región de Nagorno Karabaj tras el alto el fuego pactado entre ambas partes el pasado 9 de noviembre y garantizado por el despliegue de tropas rusas.

"Durante las conversaciones telefónicas del presidente de la Federación de Rusia, Vladimir Putin, con el presidente de la República de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, y el primer ministro de la República de Armenia, Nikol Pashinián, se han debatido los aspectos prácticos de la implementación de los acuerdos consagrados en la declaración trilateral sobre Nagorno Karabaj del 9 de noviembre", explica el comunicado del Kremlin, recogido por la agencia de noticias oficial rusa, Sputnik.

Durante estas conversaciones "se expresó la satisfacción por el cumplimiento del alto el fuego, así como por el hecho de que la situación en la línea de contacto sea bastante tranquila".

Putin destacó ante Aliyev que en los territorios que fueron devueltos a Azerbaiyán de acuerdo con la declaración trilateral "se encuentran iglesias y monasterios cristianos" y que es importante "garantizar su conservación y que funcionen con normalidad". El mandatario azerí ha asegurado que su país actuará basándose en esa idea.

El lunes, los líderes de Rusia, Armenia y Azerbaiyán emitieron una declaración conjunta sobre el cese de hostilidades en Nagorno Karabaj a partir del 10 de noviembre que incluye la entrega de territorios históricos azeríes controlados por Armenia y el despliegue de casi 2.000 militares rusos como fuerza de mantenimiento de la paz en la línea de separación entre las partes beligerantes y a lo largo del llamado corredor de Lachin, que conecta Nagorno Karabaj con Armenia.

Los bandos del conflicto deben permanecer en sus posiciones actuales, intercambiar prisioneros de guerra, otros detenidos y los cuerpos de los fallecidos. Según la declaración, las fuerzas de paz rusas en Nagorno Karabaj se emplazarán por cinco años, con posibilidad de prórrogas automáticas por períodos similares, a menos que alguna de las partes firmantes notifique su intención de rescindir dicha cláusula con seis meses de antelación.

La región de Nagorno Karabaj ha vivido seis semanas de espiral bélica que enfrenta a Azerbaiyán y Armenia. La región forma parte oficialmente del territorio de Azerbaiyán, pero tiene mayoría de población armenia y está controlada de facto por Armenia desde el final de la última guerra, en 1994, cuando las fuerzas militares armenias se hicieron con el control de este enclave y de varios distritos azeríes colindantes.

Contador