Publicado 07/10/2020 14:04CET

Armenia habla de "lucha contra el terrorismo" en combates con Azerbaiyán y acusa a Turquía de "continuar" el genocidio

Armenia/Azerbaiyán.- Armenia habla de "lucha contra el terrorismo" y acusa a Tur
Armenia/Azerbaiyán.- Armenia habla de "lucha contra el terrorismo" y acusa a Tur - Kay Nietfeld/dpa - Archivo

MADRID, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Armenia, Nikol Pashinian, ha afirmado que los combates con Azerbaiyán en Nagorno Karabaj son parte de "la lucha contra el terrorismo internacional" y ha acusado a Turquía de "continuar" el genocidio armenio a través de su respaldo a Bakú.

"Miremos lo que Turquía está llevando a cabo en el Mediterráneo, en Libia, en Siria, en Irak. Para mí no hay duda de que es una política de continuación del genocidio armenio y de restaurar el imperio turco", ha señalado, en una entrevista concedida a la cadena de televisión británica Sky News.

El genocidio armenio, cometido entre 1915 y 1918 y que se saldó con cerca de 1,5 millones de muertos, es generalmente reconocido como el primer genocidio sistemático de la Edad Moderna y es el segundo caso más estudiado, por detrás del Holocausto judío.

Turquía no niega que las masacres de civiles armenios ocurrieran, pero no admite que se tratase de un genocidio, y argumenta que las muertes no fueron resultado de un plan de exterminio masivo dispuesto por el Estado otomano, sino que se debieron a las luchas interétnicas, las enfermedades y el hambre durante el confuso periodo de la Primera Guerra Mundial.

Pashinian ha destacado que "Turquía está participando totalmente, animando e incitando el conflicto" en Nagorno Karabaj, antes de asegurar que Ankara "ha transportado a mercenarios y terroristas desde territorio de Siria a la zona en conflicto, lo que está cambiando todo el contexto".

"Esto se está convirtiendo esencialmente en una lucha de Nagorno Karabaj y Armenia contra el terrorismo internacional", ha sostenido. Turquía ha rechazado las acusaciones sobre el envío de rebeldes y yihadistas desde Siria, algo que fue denunciado también el martes por el presidente sirio, Bashar al Assad.

Por otra parte, Pashinian ha abierto la puerta a una negociación para solucionar el conflicto y ha resaltado que cualquier acuerdo de paz ha de ser aceptable para los ciudadanos de Armenia, Nagorno Karabaj y Azerbaiyán.

Sin embargo, ha negado que Ereván tenga obligaciones bajo el Derecho Internacional para retirarse de territorios tomados durante el conflicto en los años noventa arguyendo que ese es un punto aplicable a las fuerzas de Nagorno Karabaj, a las que separa por completo de las armenias.

Durante la jornada de este miércoles, el Ministerio de Defensa de Arstaj --nombre oficial de la república autoproclamada independiente en Nagorno Karabaj-- ha confirmado otros 40 muertos en sus filas, lo que eleva a 280 los fallecidos, según ha recogido la agencia armenia de noticias Armenpress.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Armenia pidió el martes un alto el fuego "inmediato" en la región, al tiempo que rechazó los intentos por solucionar el conflicto por la vía militar. Bakú no ha respondido por el momento a la propuesta de Ereván.

La tensión en Nagorno Karabaj se mantiene desde que comenzó el 27 de septiembre una espiral bélica que se ha cobrado la vida de decenas de militares de Armenia y de Azerbaiyán en combates en esta región cuya soberanía se disputan los dos países desde hace décadas.

La antigua provincia autónoma soviética intentó independizarse de Azerbaiyán por primera vez en 1988, lo que provocó graves enfrentamientos étnicos en la región. Más de un millón de civiles abandonaron sus hogares y miles de personas murieron en el conflicto hasta que se alcanzó un alto el fuego en 1994, con las fuerzas armenias y de Nagorno Karabaj manteniendo el dominio de la mayor parte de la provincia y de varios distritos colindantes de Azerbaiyán.

Contador