Publicado 08/12/2020 17:44CET

Armenia.- La Policía carga contra los manifestantes en Ereván en una protesta contra el primer ministro de Armenia

Nikol Pashinián en una cumbre junto al líder de Azerbaiyán, Ilham Aliyev
Nikol Pashinián en una cumbre junto al líder de Azerbaiyán, Ilham Aliyev - -/Kremlin/dpa - Archivo

EREVÁN, 8 Dic. (DPA/EP) -

Agentes de la Policía de Armenia han cargado este martes contra los manifestantes que participaban en Ereván en una protesta para exigir la dimisión del primer ministro del país, Nikol Pashinián, por la firma del acuerdo de alto el fuego del 9 de noviembre con Azerbaiyán.

En la protesta, los manifestantes han llamado "traidor" a Pashinián por la cesión de territorios de la región de Nagorno Karabaj a Azerbaiyán en virtud del polémico acuerdo de cese de hostilidades en Nagorno Karabaj.

La Policía ha detenido a decenas de manifestantes en la capital de Armenia, después de que las protestas bloquearan varias calles de Ereván, según ha podido comprobar un reportero de DPA desde el lugar de los hechos. Los agentes han cargado contra los manifestantes y se han registrado enfrentamientos.

Varios miles de personas ha participado en manifestaciones en todo el país en contra del acuerdo de alto el fuego, que fue firmado por Pashinián con el líder de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, bajo la mediación del presidente de Rusia, Vladimir Putin, y que entró en vigor el 10 de noviembre.

El pacto establece un alto el fuego, el despliegue de 1.960 militares rusos como fuerzas de paz en Nagorno Karabaj, la creación de un centro de supervisión de la tregua controlado por observadores rusos y turcos y la cesión a Azerbaiyán de 121 municipios que hasta antes de la última espiral bélica permanecían bajo control de Armenia en la región en disputa.

Las fuerzas políticas de oposición han mostrado su rechazo al acuerdo de alto el fuego por considerar que supone una capitulación frente a Azerbaiyán y que pone en riesgo Nagorno Karabaj, una región cuya soberanía se disputan ambos países desde hace décadas y que permanezca bajo control armenio desde el final de la última guerra, en 1994.

Pashinián ha dejado claro desde la firma del acuerdo de alto el fuego que no piensa presentar su dimisión, a pesar de los llamamientos de la oposición. El último en sumarse a las peticiones de dimisión ha sido el jefe de la influyente Iglesia Apostólica de Armenia, Karekin II, que ha declarado que debería dimitir por la "profunda crisis política" que vive el país. "Solo un Gobierno que goce de la confianza del pueblo y de los expertos puede resolver nuestros problemas", ha asegurado.

La última espiral bélica entre Armenia y Azerbaiyán en Nagorno Karabaj comenzó el 27 de septiembre y se cerró con más de 4.600 muertos en ambos bandos tras la firma del acuerdo de cese de hostilidades el 9 de noviembre.