Publicado 22/10/2020 12:25CET

Arranca en Líbano el proceso de consultas vinculantes para nombrar al próximo primer ministro, con Hariri como favorito

Líbano.- Arranca el proceso de consultas vinculantes para nombrar al próximo pri
Líbano.- Arranca el proceso de consultas vinculantes para nombrar al próximo pri - Hassan Ebrahim/Lebanese Parliame / DPA

MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Líbano, Michel Aoun, ha dado comienzo este jueves a un proceso de consultas parlamentarias vinculantes para el nombramiento del próximo primer ministro, un proceso en el que Saad Hariri, quien abandonara el cargo en octubre de 2019 en medio de protestas contra su Gobierno, figura como principal candidato.

Los distintos bloques parlamentarios y los parlamentarios independientes han empezado a llegar al Palacio de Baabda, donde tendrán que anunciar a su nominado al cargo. Hasta el momento, la mayoría de los que se han pronunciado han apostado por Hariri, incluidos los también ex primeros ministros Nayib Mikati y Tammam Salam.

El propio Hariri se ha reunido con Aoun durante la jornada, si bien ha abandonado el Palacio de Baabda sin hacer declaraciones a la prensa. Su partido, Al Mustaqbal, le ha expresado su respaldo y ha respaldado su nominación.

Por su parte, los bloques de Fuerzas Libanesas y Hezbolá, que cuentan con catorce y doce parlamentarios, respectivamente, no han nominado a ningún candidato.

El líder de Fuerzas Libanesas, Samir Geagea, ya anunció que no respaldaría a Hariri argumentando que "no quiere participar en ninguna iniciativa conjunta con el trío en el poder", en referencia al Movimiento Patriótico Libre (FPM) de Aoun; AMAL, liderado por el presidente del Parlamento, Nabih Berri; y el partido-milicia chií Hezbolá.

Mohamad Raad, jefe del bloque parlamentario de Hezbolá, Lealtad a la Resistencia, ha afirmado que han decidido abstenerse en el proceso con la esperanza de que ello "contribuya a preservar un clima positivo y lograr una entente nacional", lo que ha descrito como "algo obligado para preservar el país", según ha informado el diario 'L'Orient le Jour'.

La Constitución libanesa contempla que el presidente debe encabezar un proceso de consultas parlamentarias de cara al nombramiento del primer ministro. Aoun, cuyo bloque no ve con buenos ojos la nominación de Hariri, destacó el miércoles que "seguirá asumiendo sus responsabilidades" en el proceso.

Las consultas llegan además un día después de que la capital del país, Beirut, fuera escenario de manifestaciones por parte de detractores y seguidores de Hariri. Estos últimos incendiaron posteriormente el icónico 'Puño de la revolución' en la plaza de los Mártires, símbolo de las manifestaciones que arrancaron en 2019 y provocaron finalmente la dimisión del entonces primer ministro.

EL NUEVO PROCESO DE ELECCIÓN

El proceso de elección de un nuevo primer ministro encargado arrancó tras la dimisión el 26 de septiembre de Mustafá Adib ante el estancamiento de las conversaciones y la incapacidad para lograr un acuerdo, en medio de una grave crisis política y social tras las explosiones del 4 de agosto en el puerto de la capital, Beirut, que dejaron más de 200 muertos.

Hezbolá y AMAL fueron acusados del fracaso de las conversaciones por su rechazo a la propuesta de Adib sobre una rotación entre los grupos religiosos del país en las conocidas como 'carteras soberanas', es decir, Exteriores, Interior, Defensa y Finanzas.

Las explosiones en Beirut tuvieron lugar en un momento en el que Líbano atraviesa una grave crisis económica --la peor desde la guerra civil (1975-1990)-- y desencadenaron una nueva oleada de protestas que se saldó con la dimisión del entonces primer ministro, Hasán Diab, quien continúa en funciones a la espera de que se acuerde un nuevo Ejecutivo.

El próximo Gobierno libanés tendrá que impulsar el proceso de aplicar una serie de reformas reclamadas por la población y la comunidad internacional, que ha condicionado la entrega de apoyo financiero a la puesta en marcha de un paquete de medidas a nivel económico, político y social.

Al frente de este proceso se ha puesto el presidente francés, Emmanuel Macron, quien ha presentado una iniciativa política tras las explosiones en Beirut y ha realizado dos viajes oficiales al país desde entonces para impulsar un proceso de reformas.