Arreaza anuncia una respuesta por "vías no convencionales" al veto de EEUU al envío de crudo a Cuba

Publicado 08/04/2019 21:29:47CET
TWITTER

   CARACAS, 8 Abr. (Reuters/EP) -

   El ministro de Exteriores de Venezuela Jorge Arreaza, ha anunciado este lunes una respuesta por "vías no convencionales" a la intención de Estados Unidos de cortar los envíos de crudo venezolano a Cuba para aumentar la presión sobre el Gobierno de Nicolás Maduro.

   El Departamento del Tesoro incluyó el pasado viernes en su lista de sancionados a dos empresas que trabajan en la industria petrolera de Venezuela, un barco que transporta crudo de Venezuela a Cuba y 34 barcos propiedad de la petrolera estatal, PDVSA.

   Estados Unidos explicó que "Cuba es uno de los mayores importadores de crudo de Venezuela y, a cambio, envía asistencia a Venezuela en forma de asesores políticos, de Inteligencia y militares, así como profesionales sanitarios, todos ellos usados para garantizar que Maduro sigue en el poder".

   "No podría desvelarte la estrategia, pero siempre haremos cumplir los compromisos venezolanos y, por supuesto, los compromisos con los pueblos hermanos, como Cuba", ha dicho Arreaza en una rueda de prensa desde el Ministerio de Exteriores, al ser preguntado sobre si Venezuela detendrá sus envíos de crudo a la isla caribeña.

   Arreaza ha defendido que "cuando el poder convencional del capitalismo te ataca, tu tienes que saber responder por las vías no convencionales, respetando la ley internacional". "Somos expertos en guerrilla", ha apostillado, sin dar más detalles.

   De acuerdo con datos de Refinitiv Eikon, durante el mes de marzo PDVSA siguió exportando petróleo a Cuba con al menos siete pequeños envíos por un total de 65.520 barriles por día.

GIRA INTERNACIONAL

   Por otro lado, Arreaza ha hecho balance de la gira por África, Europa y Oriente Próximo que ha protagonizado en la última semana, agradeciendo a Estados Unidos que su "bloqueo" contra Venezuela ha permitido al Gobierno de Maduro "diversificar" su política exterior.

   "Con el bloqueo financiero contra Venezuela pretenden aislarnos. Hoy, menos que nunca se puede decir que Venezuela está aislada, nada más lejos que eso", ha dicho, enfatizando que "la comunidad internacional va mucho más allá de Estados Unidos".

   Arreaza estuvo la semana pasada en Siria para reunirse con su presidente, Bashar al Assad, que aseguró que la situación de ambos países es "similar" porque ambos sufren "un intento de imponer la hegemonía sobre los estados y controlar sus decisiones independientes".

OFERTA DE DIÁLOGO

   Además, Arreaza ha aprovechado para reiterar que el Gobierno está dispuesto a intentar un nuevo diálogo, haciéndose eco de las recientes declaraciones de Maduro, en las que ha pedido a México y Uruguay, entre otros países de la región, a reactivar el mecanismo de Montevideo.

   El jefe de la diplomacia venezolana ha considerado "una vergüenza" que la oposición se niegue a sentarse a la mesa de conversaciones. "Que se independice de Estados Unidos y se sienten con todas las diferencias que haya", ha reclamado, según informa 'El Universal'.

   El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ha contestado este lunes a Maduro que está dispuesto a mediar en un eventual diálogo, pero ha reiterado que para ello ambas partes, Gobierno y oposicón, deben aceptar unas nuevas conversaciones.

   Gobierno y oposición han intentado numerosos diálogos en estos años de crisis política y económica en Venezuela pero ninguno ha tenido éxito. Maduro ofreció tras las elecciones presidenciales del 20 de mayo retomar las conversaciones, pero sus detractores se negaron esgrimiendo que el Ejecutivo usa estos contactos como maniobra de distracción.

CRISIS VENEZOLANA

   La crisis venezolana se agudizó el 10 de enero a raíz de la decisión de Maduro de iniciar un segundo mandato que no reconocen ni la oposición ni gran parte de la comunidad internacional por considerar que las elecciones presidenciales del 20 de mayo fueron un fraude.

   El 23 de enero, el líder opositor Juan Guaidó se autoproclamó "presidente encargado" de Venezuela obteniendo el reconocimiento de buena parte de la comunidad internacional, incluidos Estados Unidos, la mayoría de países latinoamericanos y numerosos europeos, para que gestione una transición pacífica que culmine con nuevas elecciones.

   Cuba, Nicaragua y Bolivia, así como China o Rusia, entre otros, se han posicionado claramente con Maduro, mientras que México y Uruguay han apostado por una tercera vía que implica reanudar el diálogo bajo ciertas condiciones para garantizar que esta vez consigue su objetivo.

Para leer más