Arreaza asegura que Venezuela no permitirá que la "extrema derecha europea" afecte a la "paz y estabilidad" del país

Actualizado 18/02/2019 8:01:54 CET
Jorge Arreaza
REUTERS / STRINGER .

MADRID, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores venezolano, Jorge Arreaza, ha asegurado este domingo que Venezuela no permitirá que la "extrema derecha europea" afecte a la "paz y estabilidad" del país, después de que el portavoz de la delegación española del PP en el Parlamento Europeo, Esteban González Pons, denunciara que ha sido expulsado a su llegada a Venezuela.

"El Gobierno Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela no permitirá que la extrema derecha europea perturbe la paz y estabilidad del país con otra de sus groseras acciones injerencistas. ¡Venezuela se respeta!", ha indicado Arreaza a través de su cuenta en la red social Twitter.

Las declaraciones del ministro venezolano llegan después de que González Pons denunciara que la delegación del Partido Popular Europeo, que tenía previsto reunirse con el autoproclamado "presidente encargado" Juan Guaidó, ha sido expulsada de Venezuela y asegurara que sus pasaportes habían sido retenidos.

"En este momento estamos siendo expulsados de Venezuela. Nos han retenido los pasaportes. No nos han comunicado la razón de la expulsión ni tenemos ningún documento que justifique por qué nos tiran fuera del país", ha indicado González Pons a través de un vídeo publicado en su cuenta de Twitter.

González Pons ha subrayado que todos tenían una invitación de la Asamblea Nacional de Venezuela y ha recalcado que es "un órgano reconocido internacionalmente y reconocido incluso por el propio Maduro".

La invitación fue realizada por el presidente de la Comisión Permanente de Política Exterior, Soberanía e Integración de la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela, Francisco Sucre, en nombre del propio Guaidó.

Por su parte, Arreaza ha insistido en que el Gobierno venezolano notificó hace varios días a los eurodiputados que iban a visitar Venezuela con "fines conspiratorios, que no serían admitidos y se les instó a desistir y evitar así otra provocación".

González Pons ha añadido que "cuando un dictador cierra las ventanas y apaga las luces es que va a pasar de las palabras a los hechos".

Para leer más