Publicado 05/10/2021 13:27CET

La Asamblea de El Salvador inicia el proceso para elegir un nuevo fiscal general tras la destitución de Melara

Archivo - El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, frente a la Asamblea Legislativa
Archivo - El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, frente a la Asamblea Legislativa - PRESIDENCIA DE EL SALVADOR - Archivo

MADRID, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Asamblea Legislativa de El Salvador ha iniciado los trámites para elegir al nuevo fiscal general del país centroamericano, después de la destitución de Raúl Melara en mayo y el nombramiento de Rodolfo Delgado en su lugar.

El mandato de Delgado finaliza el 5 enero de 2022, cuando iba a finalizar el de Melara. "Como la ley también lo determina, son 60 días antes que tenemos que iniciar y recibir el tema de los atestados de cada uno de los candidatos que se van a proponer, que cumplan con la ley", ha explicado Castro, que ha detallado que los documentos han de recibirse antes del 5 de noviembre.

"Creemos que es una elección sumamente importante para el país, por lo cual queremos tener todo el espacio, no andar nada a la carrera, todo el tiempo debido", ha agregado, según ha recogido el diario salvadoreño 'El Mundo'.

La Constitución de El Salvador establece que el mandato del fiscal general se extiende durante tres años y se elige por mayoría calificada, es decir, 56 votos.

Melara fue destituido por la Asamblea Legislativa, aliada del presidente, Nayib Bukele, pocas horas después de tomar posesión, una jornada en la que también fueron destituidos jueces de la Sala de lo Constitucional del Tribunal Supremo salvadoreño.

Los diputados justificaron su decisión argumentando que "corresponde a sus evidentes actuaciones y decisiones con claras motivaciones políticas, lo que pone en tela de juicio su objetividad, independencia e imparcialidad". Melara fue uno de los más críticos con Bukele y, desde que accedió a la Presidencia, protagonizaron encontronazos, sobre todo en la red social Twitter.

La destitución de los jueces y de Melara fue un movimiento ampliamente criticado por la comunidad internacional y entendido como un paso más hacia el autoritarismo.

Contador