Publicado 08/03/2020 10:27CET

A.Saudí.- Bin Salman consolida su dominio sobre la sucesión en Arabia Saudí con la detención de cuatro príncipes rivales

A.Saudí.- Bin Salman consolida su dominio sobre la sucesión en Arabia Saudí con
A.Saudí.- Bin Salman consolida su dominio sobre la sucesión en Arabia Saudí con - -/Saudi Press Agency/dpa

MADRID, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

El príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salman, ha ordenado este sábado el arresto de un cuarto príncipe del reino árabe en una nueva purga de opositores tras la que ordenó en 2017, y entre las que se encuentran su tío y hermano del rey Salman, el príncipe Ahmed bin Abdulaziz, y el hijo de este último y primo de Bin Salman, Nayef bin Ahmed, también antiguo jefe de la Inteligencia Militar.

Tras las detenciones comenzaron a extenderse los rumores de una posible enfermedad del rey Salman, de 84 años de edad, o su inminente abdicación, pero fuentes del Palacio Real han asegurado que el monarca saudí goza de buena salud y comparecerá el martes por televisión.

Entre los detenidos también se encuentra Mohamed bin Nayef, sobrino del rey, exministro de Interior y antiguo gran aspirante al trono, y Nawaf bin Nayef, hermano menor del príncipe Nayef, en una operación que podría haber afectado, pendiente de confirmación, a decenas de altos responsables del Gobierno saudí, informan el 'New York Times' y el 'Wall Street Journal' y otros medios.

El portal de noticias Middle East Eye, de hecho, eleva a una veintena la cifra de príncipes detenidos. Tras las detenciones, Bin Salman ordenó a los príncipes del reino que declararan su lealtad hacia él en las redes sociales. Tres de ellos así lo han hecho.

Desde el inicio de las detenciones, fuentes del Gobierno saudí aseguran que Bin Salman ha actuado "tras perder la paciencia" después de escuchar críticas internas a su gestión. "No se espera una transición de poder inminente", según las fuentes del 'Times'.

Es más, las mismas fuentes aseguran que el rey Salman ha dado a su hijo el beneplácito para efectuar algunos de los arrestos, y que desde la purga que efectuó en 2017, el poder del príncipe heredero sobre todos los estamentos de seguridad es absoluto, y en modo alguno tenía miedo a un "golpe de estado", como aseguraron algunos rumores que emergieron tras conocerse las detenciones.

"Parece que MBS (Mohamed bin Salman) está acabando con todos los rivales que le quedan", ha explicado al 'Times' el experto en Arabia Saudí del Royal United Services Institute, Michael Stephens, quien ha recordado que al príncipe heredero no le resultará tan sencillo justificar la nueva ronda de detenciones como en 2017.

Desde el asesinato en el consulado saudí de Estambul del periodista Yamal Jashogi, la regencia de Arabia Saudí está en el punto de mira de las críticas internacionales, que acusan a Bin Salman de haber aprobado personalmente la operación para matar al periodista, un crítico de la familia real Al Saud. El Gobierno saudí ha rechazado tajantemente estas aacusaciones.

"El problema es que después del asesinato de Jashogi, la confianza en el reino es muy baja, y nadie se va a creer la narrativa oficial", explica Stephens.