Publicado 01/03/2021 20:34CET

A.Saudí.- Una experta de la ONU pide sanciones contra el príncipe heredero saudí por el asesinato de Yamal Jashogi

Protesta por el asesinato del periodista saudí Yaman Jashogi en Berlín
Protesta por el asesinato del periodista saudí Yaman Jashogi en Berlín - CARSTEN KOALL/GETTY IMAGES

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

La relatora sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias de Naciones Unidas, Agnes Callamard, ha instado a Estados Unidos a imponer sanciones contra el príncipe heredero saudí, Mohammed bin Salman, por su implicación en el asesinato del periodista crítico Yamal Jashogi, recogida en un documento de los servicios secretos estadounidenses.

"El Gobierno de Estados Unidos debería imponer sanciones contra el príncipe heredero como ha hecho con otros responsables, concretamente contra sus posesiones personales (...). Vetar a los responsables de ordenar la ejecución de Yamal Jashogi es un paso importante hacia la justicia y clave para dar un mensaje claro de cara al futuro", ha afirmado Callamard en un comunicado publicado en Facebook.

Asimismo, Callamard ha emplazado a Washington y al resto de la comunidad internacional a tomar medidas para "poner fin al crimen que se sigue perpetrando contra Jashogi y sus seres queridos, garantizar que haya rendición de cuentas y prevenir futuros asesinatos de periodistas".

"La comunidad internacional no debería permitirse seguir siendo cómplice de investigaciones simuladas y juicios farsa. Debería exigir una auténtica rendición de cuentas", ha remachado.

Este mismo lunes, el embajador de Arabia Saudí ante la ONU, Abdalá al Mualimi, ha respondido a estas acusaciones y ha comparado el caso con los "crímenes de Abú Ghraib", en referencia a las torturas a presos en la cárcel iraquí de Abú Ghraib durante la ocupación extranjera de Irak.

"El príncipe debía saberlo porque controla el sistema de inteligencia. Si damos por válido este argumento, ¿por qué no rindieron cuentas el presidente, el vicepresidente y el secretario de Defensa (de Estados Unidos) por los crímenes de Abú Ghraib?", ha apuntado.

Al Mualimi ha ironizado además con la "obsesión" de Bin Salmán con los disidentes y ha señalado que "hay disidentes que viven cómodamente en el extranjero y siguen haciéndolo, cortesía de servicios secretos extranjeros".

Por último, el embajador recuerda que el informe estadounidense señala a Bin Salmán como responsable porque algunos de los procesados aparecen de forma "cercana" junto a él en varias fotografías. "Este es un punto a favor del príncipe, porque incluso quienes eran 'cercanos' han sido juzgados y condenados en tribunales", ha argumentado.

"El príncipe ha aceptado valientemente su responsabilidad moral, ha presentado a los acusados ante el sistema judicial y ha prometido reformas en las organizaciones de inteligencia. ¡Caso cerrado! ¡Pasemos página y afrontemos las graves cuestiones mundiales!", ha remachado.

Jashogi, un periodista crítico con la casa real saudí y que trabajaba para 'The Washington Post', desapareció el 2 de octubre de 2018 tras entrar en el consulado saudí en Estambul para gestionar unos documentos. Arabia Saudí ha procesado a más de una decena de personas, sin que por ahora se hayan podido localizar los restos de Jashogi.

La propia Callamard dirigió la elaboración de un informe en el que se concluye que Jashogi fue víctima de una "ejecución premeditada" de la que responsabiliza al Estado saudí. El nuevo presidente estadounidense, Joe Biden, ha publicado un informe de los servicios de Inteligencia de Estados Unidos que señala que "Bin Salmán aprobó la operación de Estambul, Turquía, de capturar y matar al periodista saudí Yamal Jashogi".