Publicado 13/07/2021 14:17CET

Ascienden a 45 los muertos en los disturbios en Sudáfrica durante las protestas contra el encarcelamiento de Zuma

Un policía de Sudáfrica durante los disturbios en Johanesburgo en el marco de las protestas para exigir la liberación del expresidente Jacob Zuma
Un policía de Sudáfrica durante los disturbios en Johanesburgo en el marco de las protestas para exigir la liberación del expresidente Jacob Zuma - YESHIEL/XINHUA NEWS/CONTACTOPHOTO

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El balance de muertos en las protestas y disturbios registrados durante los últimos días en Sudáfrica en el marco de las movilizaciones para exigir la liberación del expresidente Jacob Zuma ha aumentado a 45, según han confirmado las autoridades del país africano.

El ministro principal de la provincia de Gauteng, David Makhura, ha indicado que al menos 19 personas han muerto en medio de los incidentes, incluidos diez durante una estampida en un centro comercial en Meadowlands.

Asimismo, el ministro principal de KwaZulu-Natal, Sihle Zikalala, ha resaltado que otras 26 personas han muerto en los disturbios en esta provincia, una cifra que podría aumentar en las próximas horas, según ha recogido el diario sudafricano 'News 24'.

"La última cifra de víctimas mortales confirmadas por la Red de Seguridad en KwaZulu-Natal es de 26", ha dicho, antes de agregar que entre las víctimas hay varios muertos en estampidas provocadas por "manifestantes" que participaban en "disturbios".

Por otra parte, la Policía ha confirmado el arresto de cerca de 800 personas por su papel en los disturbios, después de que el Gobierno aprobara el despliegue de al menos 2.500 militares para hacer frente a las protestas.

Naciones Unidas mostró el lunes su "preocupación" por incidentes y pidió a los manifestantes que "no recurran a la violencia", mientras que el presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, incidió en que hay "violencia oportunista". "No hay motivos, no hay causas políticas que puedan justificar la destrucción que hemos visto", lamentó.

El propio Ramaphosa afirmó el domingo que las recientes protestas protagonizadas por seguidores de su predecesor están fundamentadas "en la movilización étnica" y denunció la destrucción de propiedades e infraestructuras en el marco de las movilizaciones.

El Tribunal Constitucional de Sudáfrica condenó a Zuma a 15 meses de cárcel por negarse a testificar ante un panel de jueces que está investigando los presuntos casos de corrupción en los que estuvo implicado durante sus nueve años de mandato al frente del país.

Zuma se convirtió así en el primer presidente elegido democráticamente en Sudáfrica que es condenado a prisión desde que el Congreso Nacional Africano (ANC) --partido que encabezó entre 2007 y 2017, cuando fue apartado en un consejo interno por su vicepresidente, Ramaphosa-- se hizo con el poder en 1994.

La caída de Zuma tuvo lugar en medio de la indignación popular por el peso de la familia Gupta, de origen indio, en la economía y la política del país africano, acusaciones que fueron recogidas en un informe de la ex Defensora Pública sudafricana --figura equivalente al Defensor del Pueblo-- Thuli Madonsela titulado 'La captura del Estado'.

Contador