Publicado 10/11/2020 20:16CET

Asesinada en Benghazi una activista que denunció corrupción y agresiones sexuales de las fuerzas de Haftar en Libia

El general libio Jalifa Haftar
El general libio Jalifa Haftar - Angelos Tzortzinis/dpa - Archivo

MADRID, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

La destacada abogada y activista libia Hanan Barasi ha sido asesinada a tiros este martes en el centro de la ciudad de Benghazi (este), tras haber denunciado en el pasado amenazas de muerte por sus denuncias sobre casos de corrupción y agresiones sexuales contra mujeres en la ciudad a manos de presuntos miembros de las fuerzas leales a Jalifa Haftar.

Fuentes citadas por el diario 'The Libya Observer' han indicado que tres hombres armados han abierto fuego contra Barasi cuando ha salido de su vehículo en una de las calles del centro de la ciudad, tras lo que se han dado a la fuga.

Barasi había acusado también a funcionarios de Benghazi, una ciudad controlada por las autoridades asentadas en el este del país, de participar en casos de corrupción y había cargado duramente en las últimas fechas contra Haftar y su familia.

La activista y abogada publicó durante el fin de semana un vídeo denunciando que su hija había sobrevivido a un intento de asesinato y apuntó que desvelaría quién había estado detrás del mismo, al tiempo que aseguró que personas cercanas a Haftar estaban intentando silenciarla.

La organización no gubernamental Amnistía Internacional ha denunciado el asesinato de Barasi y ha recalcado que la abogada había sido crítica con los casos de corrupción. "Había recibido amenazas de muerte contra ella y como su hija a causa de ello", ha manifestado.

"Un día antes de su asesinato, Hanan dijo en sus redes sociales que iba a publicar un vídeo exponiendo la corrupción de Sadam Haftar --hijo del general Jalifa Haftar--", ha recordado, en una serie de mensajes publicados en su cuenta oficial en la red social Twitter.

Así, ha resaltado que "el asesinato de Hanan refleja el riesgo que existe para la vida de las mujeres que hablan sobre temas políticos en Libia", al tiempo que ha pedido a las fuerzas que lidera Haftar que "investiguen el asesinato de Hanan y lleven a los responsables ante la justicia".

La activista ha sido asesinada un día después del inicio en Túnez de las reuniones cara a cara en el seno del Foro de Diálogo Político Libio (LPDF), que tiene como objetivo allanar el camino a un acuerdo político para poner fin al conflicto en el país africano.

Los contactos entre las partes se han intensificado desde que el Gobierno de unidad, reconocido internacionalmente y respaldado militarmente por Turquía, rechazara la ofensiva lanzada en abril de 2019 por Haftar, que cuenta con el respaldo de Egipto, Rusia y Emiratos Árabes Unidos (EAU), contra la capital, Trípoli.

En este sentido, las partes acordaron recientemente un alto el fuego permanente y han mantenido contactos en el interior del país para su aplicación, en el marco de las conversaciones en el seno de la Comisión Militar Conjunta (JMC), parte de la 'vía de seguridad' pactada en Berlín.

Por su parte, el primer ministro del Gobierno de unidad de Libia, Fayez Serraj, anunció a finales de octubre su decisión de dar marcha atrás en su compromiso de dimitir a la espera de los resultados del LPDF --del que debe salir el nuevo órgano ejecutivo al que le entregará el poder--, con el objetivo de evitar que el país caiga en una situación de vacío de poder.

Libia vive sumida en el caos desde la caída del régimen de Muamar Gadafi en 2011. El conflicto actual enfrenta al Gobierno reconocido internacionalmente, con sede en Trípoli, con el establecido en la ciudad de Tobruk, en el este, y sustentado por el general Haftar.

La duplicidad institucional en Libia se retrotrae a las elecciones parlamentarias de 2014, que dividieron las administraciones, sin que las asentadas en el este --anteriormente reconocidas por la comunidad internacional-- y el Gobierno de unidad, surgido de un acuerdo en 2015, consiguieran pactar su unificación desde entonces.

Contador