Publicado 28/04/2020 8:17:07 +02:00CET

Asia.- UNICEF teme otras emergencias médicas en el sur de Asia por la suspensión de las campañas de vacunación

Asia.- UNICEF teme otras emergencias médicas en el sur de Asia por la suspensión
Asia.- UNICEF teme otras emergencias médicas en el sur de Asia por la suspensión - PROGRAMA DE ERRADICACIÓN DE LA POLIO EN PAKISTÁN

MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

La suspensión de las campañas de vacunación infantil en el sur de Asia representa "una amenaza inminente" para la salud de millones de niños, según el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), que ha recordado que ya antes de la pandemia del coronavirus había 4,5 millones de niños sin la inmunización considerada rutinaria.

India, Pakistán y Afganistán suman la práctica totalidad de los niños sin vacunar de la zona --el 97 por ciento-- y, en el conjunto de la región, se han adoptado medidas de confinamiento y de restricción de movimientos que tienen como efectos colaterales la paralización de otras actividades sanitarias.

Bangladesh y Nepal han aplazado sus campañas nacionales contra el sarampión y la rubéola, mientras que Pakistán y Afganistán han suspendido sus campañas contra la poliomielitis, a pesar de que estos dos últimos países son de los pocos del mundo donde esta enfermedad sigue siendo endémica.

El director de UNICEF en Asia Meridional, Jean Gough, ha dicho estar "muy preocupado" por el impacto de la falta de vacunas para niños que, en muchos casos, "ya son vulnerables". En este sentido, ha señalado que, aunque el coronavirus no parece grave para los niños, la interrupción de los programas sí puede suponer "una amenaza muy grave".

La agencia de la ONU ya ha observado brotes esporádicos de enfermedades prevenibles como el sarampión y la difteria en zonas de Bangladesh, Pakistán y Nepal, por lo que ha llamado a las autoridades locales a no bajar la guardia para evitar una superposición de emergencias sanitarias.

Un asesor de Salud de la oficina de UNICEF en Asia Meridional, Paul Rutter, ha advertido en un comunicado de que "las existencias de vacunas se están agotando peligrosamente en algunos países de la región, debido a la interrupción de las cadenas de suministro por las prohibiciones de viajes y la cancelación de vuelos". También se ha interrumpido la fabricación, "agravando la escasez".

Además, los padres serían cada vez más reacios a llevar a sus hijos a los centros de salud para la administración de las vacunas, a pesar de que Rutte ha insistido en que no hay razones que avalen estas reticencias, pues basta con que "los trabajadores sanitarios que están en primera línea tomen las precauciones adecuadas, particularmente lavarse las manos".

Contador