Actualizado 10/12/2016 08:32 CET

Augusto Pinochet y los vestigios de una de las dictaduras más cruentas de Iberoamérica

Augusto Pinochet
REUTERS

   SANTIAGO, 10 Dic. (Notimérica) -

   Son más de 40.000 los nombres que Chile no olvida. 40.000 personas que perdieron la vida, o de las que se perdió el rastro, durante el Régimen Militar (1973-1990) que vivió el país de la mano de Augusto Pinochet, un periodo que ha dejado tras de sí muchas heridas por sanar.

   A esta escalofriante cifra se suman los otros 200.000 chilenos que se vieron obligados a dejar sus hogares por miedo al régimen, que limitaba las libertades de una sociedad acostumbrada a vivir con un Gobierno democrático.

   "Creo que ningún suceso político, desde el nacimiento de Chile a la vida independiente, tendrá tanta trascendencia como el 11 de septiembre", aseguró Pinochet, haciendo referencia al golpe de Estado que le llevaría a lo más alto del poder.

   Después de 43 años, Chile sigue teniendo presente ese día, al igual que a su principal protagonista, Pinochet, del que se cumplen este 10 de diciembre diez años de su muerte.

   Pinochet encabezó el golpe militar contra el presidente chileno Salvador Allende el 11 de septiembre de 1973 y asumió, como comandante en jefe de la rama más antigua de las fuerzas armadas, la Presidencia de la Junta Militar de Gobierno que tomó las riendas del país, convirtiéndose de facto en presidente de la República de Chile, lo que fue oficializado mediante Decretos, el primero el 17 de junio de 1974 y posteriormente el 17 de diciembre del mismo año.

   Además, aprobó mediante un cuestionado plebiscito la Constitución de 1980 que sustituía a la de 1925 y que limitaba a ocho años, a contar a partir del 11 de marzo de 1981, el periodo de mandato presidencial.

   Precisamente ese hecho fue lo que le hizo perder el poder. El 5 de octubre de 1988 se celebró un plebiscito para decidir si Pinochet podía ser elegido presidente de la República por un nuevo periodo de ocho años. Ganó el 'No' y los oficialistas aceptaron el resultado abriéndose de transición a la democracia que concluyó con la toma de posesión de Patricio Aylwin como presidente de la República en 1990.

   Instigador de la tristemente célebre 'Caravana de la Muerte', durante su mandato fueron constantes las violaciones de Derechos Humanos, ejecuciones y desapariciones. Su régimen fue condenado por la organización de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en 1977.

   Pinochet, senador vitalicio desde que traspasó el mando presidencial a Aylwin en 1990, fue detenido en Londres a instancias del juez español Baltasar Garzón el 21 de septiembre de 1998 acusado de delitos de genocidio. Liberado por el Ministro del Interior inglés Jack Straw el 2 de marzo del 2000, Pinochet pudo regresar a Chile, donde la Corte de Apelación de Santiago aprobó su desafuero parlamentario, lo que implicó su posibilidad de procesamiento.

   Durante los últimos años de su vida, y en paralelo a su cada vez más delicado estado de salud, vivió farragosos procesos judiciales en su contra por desapariciones y asesinatos, hasta que finalmente falleció el 10 de diciembre de 2006 tras sufrir un infarto agudo de miocardio.

MUERTE DE PINOCHET Y NACIMIENTO DE SU ESPOSA

   Su muerte coincide con el nacimiento de su esposa, Lucía Hiriart de Pinochet. La chilena fue una de las personas que más le influyeron en su decisión de liderar el golpe de Estado contra Allende.

   En el libro 'Doña Lucía, biografía no autorizada' (Ediciones B, 2013), de la periodista Alejandra Matus, se retrata a una mujer frívola y tirana, llegando a calificar al régimen militar como un "matrimonio en dictadura".

   Tras la dictadura, en 2005, la viuda de Pinochet fue acusada de complicidad en el delito de evasión tributaria, siendo procesada judicialmente por dicha causa. Hiriart estuvo en prisión preventiva durante un día, pero los tribunales revocaron los procesamientos en enero de 2007.

   Meses más tarde, el 4 de octubre de 2007 solicitaron su arresto junto a sus cinco hijos otras 17 personas por el delito de malversación de fondos públicos. Ese mismo día fue ingresada en el Hospital Militar de Santiago y, dos días más tarde, obtuvo la libertad bajo fianza, tras lo cual se anuló nuevamente el proceso en su contra.

   Este 10 de diciembre, en el día que su marido perdió la vida, la viuda de Pinochet y primer dama de Chile cumple 93 años.