Publicado 26/10/2021 17:17CET

AUKUS.- Biden y Macron mantendrán el viernes su primer encuentro tras la crisis de los submarinos

Archivo - 13 June 2021, United Kingdom, Carbis Bay: US President Joe Biden (L) and French President Emmanuel Macron attend a plenary session as part of the G7 Summit. Photo: Phil Noble/PA Wire/dpa
Archivo - 13 June 2021, United Kingdom, Carbis Bay: US President Joe Biden (L) and French President Emmanuel Macron attend a plenary session as part of the G7 Summit. Photo: Phil Noble/PA Wire/dpa - Phil Noble/PA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los presidentes de Estados Unidos y Francia, Joe Biden y Emmanuel Macron, respectivamente, mantendrán el viernes su primer cara a cara desde la crisis desatada en septiembre por el acuerdo político tripartito que supuso para la industria gala la suspensión de un millonario acuerdo para dotar de submarinos a Australia.

París llegó a llamar a consultas a su embajador en Washington como señal máxima de agravio ante el acuerdo suscrito por la Administración de Biden con Londres y Canberra. Después de dos llamadas telefónicas en las que los líderes galo y estadounidense acordaron rebajar tensiones, aprovecharán su viaje a Roma para verse.

El consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, ha confirmado en declaraciones a los periodistas que Biden se reunirá con Macron el viernes, en el primer día con agenda oficial dentro de la gira que realizará por Europa el inquilino de la Casa Blanca con motivo de la cumbre de líderes del G20 en Roma y el encuentro sobre cambio climático de Glasgow.

Además de con Macron, Biden mantendrá sendos encuentros bilaterales con el Papa y con los principales líderes italianos, anfitriones de una cumbre que se desarrollará ya el fin de semana y donde el mandatario norteamericano también también prevé hablar con otros "líderes clave" sobre temas de la actualidad internacional.

Sullivan ha destacado que Biden quiere aprovechar su gira para exponer algunas de sus "prioridades" políticas y ha defendido el compromiso de Estados Unidos con Europa, destacando el consenso existente con la Unión Europea en temas como la lucha contra el cambio climático o la pandemia de COVID-19.