Publicado 03/11/2021 04:38CET

AUKUS.- El embajador francés en Australia tilda el tratado AUKUS como un "engaño" contra Macron

Archivo - El presidente de Francia, Emmanuel Macron (i), junto al primer ministro de Australia, Scott Morrison (d)
Archivo - El presidente de Francia, Emmanuel Macron (i), junto al primer ministro de Australia, Scott Morrison (d) - Mick Tsikas/AAP/dpa - Archivo

MADRID, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

El embajador francés en Australia, Jean Pierre Thebault, ha aseverado que el acuerdo trilateral entre Australia, Reino Unido y Estados Unidos (AUKUS) ha sido un "engaño" a nivel "internacional" y que se ha gestionado como una "puñalada por la espalda".

Asimismo, Thebault ha sugerido que la decisión de Canberra de rechazar un acuerdo para la venta de submarinos por un valor de 90.000 millones de dólares australianos --casi 58.000 millones de euros-- podría haber estado motivado por una estrategia política orientada a las elecciones federales de Australia, recoge la radiotelevisión australiana ABC.

"Tal vez como mencionó (un) destacado y experto especialista (político) australiano, en aquel entonces se avecinaban elecciones", ha dicho Thebault en declaraciones ante el National Press Club australiano.

Este mismo martes, varios altos cargos del Elíseo han criticado duramente al primer ministro australiano, Scott Morrison, por filtrar un mensaje de texto enviado por el presidente francés, Emmanuel Macron, a medida que la tensión aumenta entre los dos países.

El texto fue enviado días antes de que se anunciara la firma del polémico acuerdo AUKUS y en él Macron preguntaba a Morrison si debía esperar buenas o malas noticias sobre el acuerdo de venta de los submarinos.

Su difusión ha tenido lugar después de que el presidente francés acusara al primer ministro australiano de mentirle sobre la frustrada venta de submarinos, mientras que Morrison ha negado que mintiera a Macron y ya trasladó a París que los navíos que iba a entregar la compañía francesa Naval Group no satisfacían sus necesidades.

Thebault fue llamado a consultas por la polémica que rodeó el anuncio de AUKUS, aunque ya está de vuelta en Canberra con el objetivo de "redefinir" la relación entre ambas naciones, que parece estar rota o al menos gravemente deteriorada.

"No depende de nosotros. El amor es bueno, pero la prueba del amor es mucho mejor. Podemos reconstruir algo sustancial, pero empezamos desde muy lejos, lamentablemente", ha añadido el embajador.