Publicado 20/06/2020 06:29CET

Australia/China.- China califica de "paquete de mentiras" las acusaciones de ciberataques vertidas por Australia

Australia/China.- China califica de "paquete de mentiras" las acusaciones de cib
Australia/China.- China califica de "paquete de mentiras" las acusaciones de cib - picture alliance / Wolfgang Kumm / DPA - Archivo

PEKÍN, 20 Jun. (DPA/EP) -

China ha calificado este sábado de "paquete de mentiras" destinado a ensombrecerle las acusaciones vertidas por Australia acerca de varios ciberataques registrados durante los últimos meses contra instituciones y organizaciones del país, como hospitales o edificios públicos.

El portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Zhao Lijian, ha acusado a Australia de "hipocresía" y de tener "doble rasero" y ha asegurado que el país asiático es un "defensor acérrimo de la seguridad en internet y una de las mayores víctimas de ataques de piratas informáticos".

Así, Zhao ha señalado directamente al Instituto de Política Estratégica de Australia y ha asegurado que es "la vanguardia contra China" y que "no tiene credibilidad para hablar". "Ha recibido durante mucho tiempo fondos del Gobierno de Estados Unidos y de los traficantes de armas y anhela la mezcla e incitación de todo tipo de temas contra China", ha remachado.

El primer ministro de Australia, Scott Morrison, aseguró el viernes que organizaciones australianas, que incluyen gobiernos locales, empresas y agencias y departamentos del Gobierno central --todos con datos económicos y personales confidenciales--, son actualmente objetivo de ataques llevados a cabo por un 'hacker' estatal sofisticado que se encuentra fuera del país.

Así, Morrison afirmó que su Gobierno no iba a dar el paso de "hacer una atribución pública" de los ataques o de concretar en qué país está ubicado el 'hacker' en cuestión, pero fuentes gubernamentales citadas por la cadena ABC han confirmado que creen que se trata de China.

La tensión ha aumentado entre China y Australia, especialmente después de que Canberra instara a abrir una investigación independiente sobre el origen del coronavirus, que se detectó por vez primera en diciembre en la ciudad de Wuhan. Desde entonces, Pekín ha tomado medidas contra el Gobierno australiano, ya sea en sectores comerciales o turísticos.