Publicado 03/03/2021 08:12CET

Australia.- El fiscal general de Australia, Christian Porter, niega las acusaciones de una presunta violación en 1988

Attorney-General Christian Porter addresses media in Perth, Wednesday, March 3, 2021. Attorney-General Christian Porter has confirmed he is the cabinet minister at the centre of historical rape allegations, but firmly denies the claims. (AAP Image/Richard
Attorney-General Christian Porter addresses media in Perth, Wednesday, March 3, 2021. Attorney-General Christian Porter has confirmed he is the cabinet minister at the centre of historical rape allegations, but firmly denies the claims. (AAP Image/Richard - AAPIMAGE / DPA

MADRID, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

El fiscal general de Australia, Christian Porter, ha negado este miércoles las acusaciones en su contra por una presunta violación ocurrida en 1988 que ha sido recientemente archivada por falta de pruebas.

Porter ha comparecido este miércoles en Perth después de que el pasado viernes se diese a conocer la denuncia a través de medios de comunicación, sin detallar el nombre del acusado pero sí que pertenecía al Gobierno australiano. La demandante, que se habría suicidado en junio de 2020, aseguró que la violación había tenido lugar en Sídney en enero de 1988.

"Nunca sucedió nada de lo que en las acusaciones se ha impreso", ha asegurado el fiscal general, para precisar que "la única información" que tiene sobre las acusaciones "es lo que ha estado circulando en línea", informa 'The Sydney Morning Herald'.

Porter ha insistido en que no se acostó con la víctima que, según medios australianos, tenía 16 años en el momento de los presuntos hechos denunciados, y que el fiscal general ha reconocido haber conocido en Sídney cuando él tenía 17 años.

"Lo recuerdo como un momento feliz. Fue hace 33 años. Recuerdo a la persona como una persona inteligente, brillante y feliz. Pero no he tenido ningún contacto con esta persona desde 1988", ha aseverado al respecto.

Asimismo, el fiscal general ha asegurado que no se retirará de su cargo, aunque sí se tomará "un breve período de licencia". "Si me retiro de mi puesto debido a una acusación sobre algo que simplemente no sucedió, entonces cualquier persona en Australia puede perder su carrera, su trabajo, el trabajo de su vida, basándose nada más que en una acusación", ha explicado.

Por otro lado, Porter ha señalado que no había comparecido hasta este martes debido a que la Policía aún no había terminado su investigación, la cual se dio por archivada el 2 de marzo, ya que los agentes no habrían logrado recabar documentos y pruebas suficientes para seguir adelante con el procedimiento, si bien se ha seguido investigando la muerte de la demandante, según medios locales.