Publicado 28/05/2024 13:22

Australia y Nueva Zelanda envían unos 2,3 millones de euros en ayudas a Papúa Nueva Guinea tras el corrimiento de tierra

Deslizamiento de tierra en la localidad de Kaokalam, situada en la provincia de Enga, Papúa Nueva Guinea
Deslizamiento de tierra en la localidad de Kaokalam, situada en la provincia de Enga, Papúa Nueva Guinea - Ninga Role/NINGA ROLE/AAP Image/ DPA

MADRID, 28 May. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Australia, India y Nueva Zelanda han anunciado este martes el envío de unos 3,2 millones de euros en ayudas a Papúa Nueva Guinea tras el trágico deslizamiento de tierra que ha dejado cientos de muertos y miles de personas sepultadas en la provincia de Enga, en el centro del país.

El Gobierno australiano ha informado de una partida inicial de ayuda humanitaria valorada en 2,5 millones de dólares australianos (unos 1,5 millones de euros), que servirán para prestar apoyo a los servicios de emergencias en la búsqueda y rescate de supervivientes.

En respuesta a la solicitud del Gobierno de Papúa Nueva Guinea, Australia enviará, además, expertos técnicos a la zona para proporcionar asistencia en la gestión de este tipo de desastres naturales. Asimismo, el país prevé suministrar ayuda de emergencia para cubrir las necesidades inmediatas de las comunidades locales tras el corrimiento de tierra, según ha indicado el Ministerio de Defensa en un comunicado.

Canberra ha trasladado su apoyo al pueblo y Gobierno de Papúa Nueva Guinea en "estos momentos trágicos". La ministra de Exteriores, Penny Wong, ha señalado que el paquete de ayuda "abordará las necesidades urgentes de los afectados por este devastador corrimiento de tierra". "Estamos dispuestos a considerar un apoyo adicional", recoge el texto.

El primer ministro de India, Narendra Modi, ha anunciado un paquete de ayuda de un millón de dólares (unos 918.000 euros) y ha expresado sus condolencias a los familiares y allegados de las víctimas.

"India ha estado apoyando firmemente a Papúa Nueva Guinea en momentos difíciles y de devastación provocados por desastres naturales, como durante el terremoto de 2018 o las erupciones volcánicas de 2019 y 2023", ha aclarado antes de mostrar su compromiso con la mejora de las medidas de prevención ante desastres naturales.

Por su parte, el Gobierno de Nueva Zelanda ha anunciado un paquete de ayuda de 1,5 millones de dólares neozelandeses (unos 849.000 euros) para hacer frente al "devastador" incidente, tal y como ha indicado el ministro de Exteriores, Winston Peters, junto a la ministra de Defensa, Judith Collins.

"Desde que nos enteramos del horrendo corrimiento de tierras del viernes, Nueva Zelanda ha estado decidida a desempeñar el papel que nos corresponde en la respuesta de Papúa Nueva Guinea", ha declarado Peters.

"Papúa Nueva Guinea ha expresado su agradecimiento por nuestra oferta y estamos trabajando con las autoridades del país para confirmar las prioridades y ofrecer un mejor apoyo a los más necesitados", ha puntualizado.

Contador