Publicado 22/12/2020 07:50CET

Australia.- Un tribunal de Australia declara culpable a un hombre por matar a un asaltante con una espada samurai

MADRID, 22 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un jurado en Sydney ha declarado culpable a un hombre de homicidio involuntario por matar a otro que allanó su casa con una espada samurai.

Blake Davis, de 31 años, se enfrentaba a cargos de asesinato por el homicidio del rapero Jett McKee, de 30 años, que había irrumpido en la casa de Sydney de Davis y su novia Hannah Quinn, de 26 años, hace dos años amenazándolos con un arma falsa, tal y como recoge la cadena de televisión local ABC News.

La pareja se había declarado inocente y habían asegurado que actuaron en defensa propia. En el estado de Nueva Gales del Sur, donde sucedió el incidente y han sido juzgados, es legal usar medidas extremas para actuar en defensa propia, así como defender el hogar.

Según los testimonios, McKee golpeó a Davis exigiendo dinero y amenazó la vida de Quinn antes de huir de la casa, aunque fue perseguido por la pareja, que han asegurado ante el jurado que fueron tras él porque temían que continuara atacando.

Lograron alcanzarlo, y Quinn se enfrentó a él para tratar de recuperar su bolso, ya que tenía miedo que él usara su carnet para encontrar a su familia, tal y como testificó ante el jurado.

En este sentido, Davis cogió una espada samurai que guardaba en casa y cuando se unió a unos enzarzados Quinn y McKee, golpeó a este último en la cabeza, acabando con su vida.

La Policía ha asegurado que la amenaza había terminado una vez que McKee huyó de la casa, y que la pareja no necesitaba perseguirlo fuera de la casa.

A pesar de que el juez había ordenado al jurado que declarara a Quinn inocente de asesinato, finalmente ha sido declarada culpable de ser cómplice de homicidio imprudente.

McKee tenía un historial de allanamientos violentos de casas y consumía drogas frecuentemente --en el momento del asalto tenía altas cantidades en el sistema--, y pudo haber elegido irrumpir en la casa de la pareja porque sabía que los acusados supuestamente traficaban con drogas, tal y como apunta el citado medio.