Publicado 11/11/2020 17:34CET

Austria.- Austria plantea la detención indefinida para los terroristas que no se arrepientan

11 November 2020, Austria, Vienna: Austrian Chancellor Sebastian Kurz speaks during a press conference following the Ministerial Council at the Federal Chancellery. Photo: Herbert Neubauer/APA/dpa
11 November 2020, Austria, Vienna: Austrian Chancellor Sebastian Kurz speaks during a press conference following the Ministerial Council at the Federal Chancellery. Photo: Herbert Neubauer/APA/dpa - Herbert Neubauer/APA/dpa

VIENA, 11 Nov. (DPA/EP) -

El Gobierno de Austria ha propuesto que los presos condenados por terrorismo que no muestren arrepentimiento no puedan abandonar su prisión, una iniciativa que ve la luz una semana después de que cuatro personas perdiesen la vida víctimas de un atentado en la capital, Viena.

"Si los delincuentes con problemas mentales pueden ser encerrados de por vida porque representan un peligro, los terroristas que representan un peligro también deberían ser encerrados de por vida", ha dicho el canciller, Sebastian Kurz, en rueda de prensa.

El plan también sugiere que los condenados ya liberados que puedan suponer un peligro lleven un dispositivo electrónico de seguimiento, la retirada de los permisos de conducir de los potenciales terroristas y la revocación de la ciudadanía para quienes tengan doble nacionalidad.

El Gobierno, compartido entre el Partido Popular de Kurz y Los Verdes, responde de esta forma a la alerta generada por el atentado del 2 de noviembre, atribuido a un islamista identificado como Kujtim Fejzulai y con pasaportes austriaco y macedonio. Fejzulai, condenado por terrorismo, murió abatido por las fuerzas de seguridad.

Las autoridades austriacas deben responder ahora a las dudas sobre su vigilancia sobre Fejzulai, cuyas actividades ya habían generado sospechas en otros países de la zona como Eslovaquia, que alertó de que había intentado comprar munición en el mes de julio.

Kurz ha subrayado que el endurecimiento de las medidas no va dirigido contra la comunidad musulmana, sino solamente contra los extremistas, pero lo cierto es que tendrán un alcance más amplio. La propuesta aboga por crear un registro de todos los imanes "para permitir el cierre de lugares religiosos en caso de propaganda terrorista".

Además, plantea enmiendas legales que facilitarán la lucha contra el denominado "islam político", un término en el que el Gobierno también engloba a movimientos islamistas que no son necesariamente violentos.

Contador