Publicado 20/04/2021 14:36CET

La Autoridad Palestina compra 4,5 millones de dosis de las vacunas contra el coronavirus de Pfizer y Sputnik V

Archivo - Vacunación contra el coronavirus en la ciudad cisjordana de Ramala
Archivo - Vacunación contra el coronavirus en la ciudad cisjordana de Ramala - -/APA Images via ZUMA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Autoridad Palestina ha desvelado este martes que ha ordenado la compra de 4,5 millones de dosis de la vacunas contra el coronavirus desarrollada por Pfizer y BioNTech y del fármaco ruso Sputnik V, si bien no ha desvelado cuándo se producirán las entregas.

La ministra de Sanidad palestina, Mai al Kaila, ha indicado en declaraciones a la emisora Voice of Palestine que las vacunas han sido compradas por valor de 27,5 millones de dólares (alrededor de 22,8 millones de euros) y ha indicado que se espera que lleguen "pronto", sin dar más detalles.

Asimismo, ha resaltado que la situación en la Franja de Gaza "es preocupante" debido al aumento de los casos y los fallecidos durante los últimos días, antes de indicar que por el momento han sido vacunados el 2,2 por ciento de los residentes en Gaza y el 7,1 por ciento de los residentes en Cisjordania, tal y como ha recogido la agencia palestina de noticias WAFA.

La pandemia y el bloqueo israelí están llevando al límite el sistema sanitario en la Franja, que el domingo registro su cifra diaria máxima de muertos desde el inicio de la emergencia sanitaria. Gaza cuenta con miles de dosis de la vacuna rusa Sputnik V procedentes de Emiratos Árabes Unidos (EAU).

Al Kaila ha señalado este mismo martes que durante las últimas 24 horas se han notificado 2.025 casos y 31 muertos por coronavirus, incluidos 1.556 contagios y 21 decesos en la Franja. Asimismo, ha manifestado que 1.500 pacientes se han recuperado de la COVID-19 durante el último día.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ha apuntado además a un "alarmante incremento" de los casos en el enclave palestino, con más de mil contagios diarios desde hace dos semanas. "La práctica totalidad de Gaza ha sido declarada una 'zona roja' por el Ministerio de Sanidad por lo generalizado de la transmisión comunitaria, con tasas de positividad de entre el 30 y el 38 por ciento", ha señalado.

El organismo ha destacado que los hospitales hacen frente a una "inmensa presión" para admitir a nuevos pacientes y a una "capacidad insuficiente" en las unidades de cuidados intensivos, así como a escasez de "medicinas esenciales".

"La situación da miedo. Cada día veo a gente muriendo de COVID-19. Cuando estoy en casa, hago todas las recetas posibles para aumentar la inmunidad de mis hijos. Siempre me pregunto cómo protegerles y cómo protegerme a mí misma para que no hagan frente a mi muerte", ha relatado Susanne, una enfermera de 41 años.

En este sentido, el CICR ha hecho hincapié en que la situación humanitaria "se deteriora rápidamente en Gaza" debido a otros factores empeorados por la pandemia, entre ellas la situación económica, la peor desde 2014, y el desempleo.

"Sigo las noticias sobre la COVID-19 y la segunda o tercera oleada en Gaza, llámala como quieras. El virus seguirá con nosotros y tenemos que adaptarnos y vivir con él. El Ramadán es una buena temporada para aumentar las ventas y no puedo cerrar bajo ninguna circunstancia", ha argumentado Rauan, una vendedora de cosméticos de 26 años.

El CICR ha incidido en que "luchar contra la COVID-19 en Gaza es una de sus prioridades" y ha alertado de que "la debilidad del sistema sanitario hace que la población gazací sea altamente vulnerable a nuevos brotes a gran escala".

Contador