Actualizado 13/09/2012 04:57 CET

Las autoridades estudian dialogar con las FARC sobre los niños guerrilleros

   BOGOTÁ, 13 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Las autoridades colombianas estudian la posibilidad de llevar a la mesa de negociaciones con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) el tema de los niños guerrilleros, en lo que se refiere a sus condiciones de desmovilización.

   El director de Bienestar Familiar, Diego Molano, ha planteado el interrogante de si los niños reclutados por la guerrilla para luchar en sus filas deben confesar los crímenes cometidos para colaborar en la reparación de la llamada verdad histórica.

   Molano ha explicado que la Ley de Víctimas otorga a los menores de 18 años que combaten en los grupos armados la consideración de afectados por el conflicto, pero que no aclara si ello les exime de confesar sus crímenes, como exige al resto de guerrilleros.

   Por ello, ha considerado que si finalmente se produce una desmovilización de niños guerrilleros, "la mesa de negociaciones tendrá que discutir si deben declarar contra sus captores o asumir la responsabilidad de los delitos que han cometido".

   "Ellos entran en un proceso de desarrollo de proyecto de vida y tendrán derecho a todas las medidas de reparación que contempla la Ley de Víctimas, pero todas las otras medidas deben discutirse en los acuerdos de paz", ha dicho.

   En la misma línea, el Defensor del Pueblo, Jorge Armando Otalora, ha considerado que el Gobierno debe llevar a la mesa de negociaciones el tema de los niños guerrilleros, pero en este caso para frenar los reclutamientos de menores de edad, al menos durante el proceso de paz.

   "La Defensoría del Pueblo tiene pruebas de que en el departamento de Guainía la guerrilla esta convenciendo a menores de edad para irse a la selva a combatir", ha denunciando Otalora, en declaraciones a Caracol Radio.

   Además, el Defensor del Pueblo se ha ofrecido al Gobierno para incorporarse a la mesa de negociaciones como representante de la sociedad civil con el fin de garantizar sus derechos, especialmente el derecho a la vida.

   CAMPAÑA CONTRA EL RECLUTAMIENTO

   Por su parte, el ministro de Defensa de Colombia, Juan Carlos Pinzón, ha informado de que hay 3.400 guerrilleros de las FARC y del Ejército de Liberación Nacional (ELN) que fueron reclutados por las guerrillas cuando eran niños y que han decidido desmovilizarse en la última década.

   Pinzón ha calificado de "intolerable" y "perverso" el reclutamiento forzoso de menores de edad por parte de las guerrillas y de las bandas criminales (bacrim). "Los desmovilizados cuentan historias realmente dramáticas en las que dicen que se van engañados y terminan siendo tratados como animales", ha dicho.

   "El Ministerio de Defensa ha documentado casos de niños de hasta ocho años que fueron reclutados por las bandas criminales para transportar explosivos y armas, servir de 'campaneros' y hacer labores de Inteligencia", ha añadido.

   Así, ha hecho un llamamiento a los padres de los niños, sobre todo de los que viven en las zonas rurales, donde la incidencia de los grupos armados es mayor, para evitar que pasen a formar parte del conflicto, según ha informado el Ministerio de Defensa en un comunicado.