Las autoridades kurdas de Siria piden abrir un "corredor humanitario" para evacuar a los civiles de Ras al Ain

Publicado 17/10/2019 17:13:53CET

MADRID, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades kurdas sirias han reclamado este jueves a la comunidad internacional que "intervenga urgentemente" para "abrir un corredor humanitario" para evacuar a la población civil de la localidad de Ras al Ain, ante los avances de las fuerzas turcas.

El Consejo Democrático Sirio (CDS), que administra las zonas del país árabe bajo control kurdo, ha dicho que la medida es necesaria "para detener la agresión y evitar una masacre y un genocidio contra los civiles".

En un comunicado publicado en su página web, el CDS ha denunciado que "las fuerzas turcas usan todos los tipos de armas, desde bombardeos hasta ataques indiscriminados con artillería y otras que podrían estar prohibidas a nivel internacional".

"Muchos civiles, niños, mujeres y ancianos, han quedado atrapados y decenas de personas han muerto y cientos han resultado heridos", ha lamentado, antes de apuntar a la incapacidad de las organizaciones humanitarias para evacuar a los civiles "por el ataque sistemático contra convoyes médicos por parte de los aviones de la ocupación turca".

En este sentido, ha recordado la muerte de doce personas en un bombardeo ejecutado por aviones turcos contra la ciudad --llamada Sari Kani por los kurdos-- cuando esperaban para salir de la ciudad en un convoy, ataque que se saldó con más de 70 heridos.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Londres e informantes en el país árabe, ha señalado durante la jornada que las fuerzas turcas --respaldadas por rebeldes sirios-- han logrado rodear casi totalmente Ras al Ain.

Turquía inició el 9 de octubre la 'Operación Manantial de Paz', días después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, diera un giro de 180 grados a la alianza de Washington con las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), hasta entonces un aliado clave en la lucha contra Estado Islámico, y retirara sus tropas de la zona, dando 'luz verde' a Turquía para su ofensiva.

Desde entonces, la mayoría de los países de la comunidad internacional han cargado contra Ankara y han advertido de que la operación podría tener un impacto negativo contra la lucha contra el grupo yihadista.

El Ejército sirio empezó lunes a desplegarse en varios puntos clave del noreste de Siria tras el acuerdo alcanzado con líderes kurdos sirios para contrarrestar la ofensiva. Los kurdos han tildado de "puñalada por la espalda" la decisión de Trump.