Publicado 17/12/2015 16:25CET

Bachelet quiere restringir los beneficios a los condenados por crímenes de DDHH

Dictadura Chile Pinochet
REUTERS

   SANTIAGO, 17 Dic. (Notimérica) -

   El Gobierno chileno impulsará una medida para restringir los beneficios carcelarios a los presos que estén condenados por crímenes de Derechos Humanos, según ha anunciado la presidenta de Chile, Michelle Bachelet.

Bachelet explicó este miércoles que se enviará a la Contraloría (Auditoria de la Administración Pública) una normativa para restringir los beneficios a los presos que hayan sido condenados por delitos de lesa humanidad como las salidas controladas esporádicas, dominicales y de fin de semana, con el objetivo de que Chile se ciña a la normativa internacional.

   La presidenta también informó de que el Gobierno se encuentra trabajando en la ley que declara imprescriptibles y no amnistiables los delitos de crímenes de guerra, lesa humanidad y genocidio.

   Actualmente, estas medidas carcelarias se rigen por el Reglamento de Establecimientos Penitenciarios de 1998, el cual depende del Ministerio de Justicia, que no considera las diferencias entre presos que cumplan condenas por delitos comunes o por crímenes de lesa humanidad, ha informado el diario 'La Tercera'.

   Según la normativa vigente, quienes quieran acceder a estas medidas deben cumplir con buena conducta dentro del recinto penal y someterse a un perito psicológico de Gendarmería, quien es la responsable de informar de la situación del preso al Consejo Técnico del establecimiento.

   Ante la medida, el abogado de cinco militares en retiro, procesados y condenados, Raúl Meza, ha tildado la normativa de "inconstitucional" por "vulnerar el principio de igualdad ante la ley".

   De aprobarse la norma, el abogado no descarta recurrir al Tribunal Constitucional. Según cifras de Gendarmería, hasta el pasado 20 de noviembre había 117 personas condenadas por delitos de Derechos Humanos en Chile.