Publicado 21/01/2021 15:01CET

Baker Hughes cierra 2020 con pérdidas de casi 8.200 millones

Logotipo de Baker Hughes.
Logotipo de Baker Hughes. - BAKER HUGHES - Archivo

NUEVA YORK, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

La empresa estadounidense de servicios petroleros Baker Hughes cerró 2020 con unas pérdidas netas atribuidas de 9.940 millones de dólares (8.172 millones de euros), frente a los beneficios de 128 millones (105 millones de euros) que se anotó en 2019, según se desprende de las cuentas anuales que ha publicado este jueves.

El abultado cambio en el resultado neto de la empresa se debe a una caída de la facturación y a un incremento de los gastos.

"Mirando a 2021, somos cautelosamente optimistas con respecto a que la economía global y la demanda de petróleo empezarán a recuperarse del impacto de la pandemia global", ha subrayado el presidente y consejero delegado de la firma, Lorenzo Simonelli.

Los ingresos de Baker Hughes entre enero y diciembre alcanzaron los 20.705 millones de dólares (17.026 millones de euros), un 13,1 por ciento menos que durante el año anterior. Por segmentos de negocio, los ingresos por servicios descendieron un 21 por ciento, hasta 10.140 millones (8.338 millones de euros), mientras que la división de equipamiento facturó 2.844 millones de dólares (2.337 millones de euros).

A su vez, el área de turbomaquinaria y soluciones de procesado ingresaron un 3 por ciento, hasta 5.705 millones de dólares (4.688 millones de euros) y la rama de soluciones digitales se situó en 2.015 millones de dólares (1.656 millones de euros), un 19 por ciento menos.

Los costes asociados a los ingresos alcanzaron los 17.506 millones de dólares (14.387 millones de euros), lo que equivale a un descenso de casi el 10 por ciento frente a 2019, mientras que los gastos de venta, generales y administrativos se redujeron un 15 por ciento, hasta 2.404 millones de dólares (1.977 millones de euros).

Los costes totales de la empresa durante el año se vieron especialmente afectados por el impacto negativo a nivel contable de la devaluación de activos, que supuso un cargo de 14.773 millones de dólares (12.115 millones de euros). Además, Baker Hughes también registró un coste extraordinario por reestructuración de 1.866 millones de dólares (1.534 millones de euros).

En lo que respecta a los datos financieros del cuarto trimestre de 2020, la empresa registró un beneficio neto atribuido de 653 millones de dólares (537 millones de euros), casi 13 veces más que en el mismo periodo de 2019, pese a que los ingresos cayeron un 13,4 por ciento, hasta 5.495 millones de dólares (4.518 millones de euros).