Publicado 26/04/2021 17:20CET

Balcanes.- Borrell pide a Serbia y Kosovo retomar el diálogo para normalizar sus relaciones el próximo 11 de mayo

Archivo - El primer ministro de Kosovo, Albin Kurti
Archivo - El primer ministro de Kosovo, Albin Kurti - TWITTER ALBIN KURTI - Archivo

Vucic muestra su compromiso con el proceso en un "nuevo clima de confianza" con la UE tras el apoyo a una gran infraestructura ferroviaria

BRUSELAS, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, ha pedido este lunes que Serbia y Kosovo retomen pronto el diálogo para normalizar sus relaciones y ha apuntado a la fecha del 11 de mayo, para reiniciar el proceso tras unos meses de parón.

"Estamos haciendo todo lo que podemos para que continúe el diálogo. Tendré una reunión con el primer ministro de Kosovo (Albin Kurti) y espero que haya una nueva sesión el 11 de mayo", ha explicado el Alto Representante en una rueda de prensa con motivo de la visita a Bruselas del presidente serbio, Aleksandar Vucic.

Preguntado por los alicientes para lograr relanzar las conversaciones, Borrell ha insistido en que no tiene ninguna oferta específica en mente y ha puesto en valor la importancia del propio proceso que busca una solución "vinculante y aceptable" para todas las partes. "La perspectiva europea ya solo es un incentivo grande para que el proceso tenga éxito", ha defendido

Fuentes europeas consultadas por Europa Press aseguran que la cita de mayo está pendiente de Kurti. El líder kosovar es considerado más escéptico con el proceso y se ha mostrado poco proclive a cerrar un pacto si implica ceder ante Belgrado.

Por su parte, Vucic ha subrayado el compromiso de Serbia con el diálogo, asegurando que por parte de Belgrado hay ahora un enfoque "más constructivo" y la UE ha generado un clima político mejor para poder alcanzar acuerdos. "Vamos a acudir a Bruselas de buena fe y esperamos encontrar la misma determinación del otro lado y podamos encontrar soluciones sustantivas en el futuro próximo", ha señalado.

Estas palabras llegan después de que el mandatario serbio haya completado lo que ha descrito como la "mejor visita" a Bruselas desde que ocupa el cargo y se haya deshecho en elogios hacia Borrell y la presidenta, Ursula von der Leyen, tras lograr financiación para un proyecto de infraestructura que llevará una nueva línea ferroviaria hasta la frontera con Macedonia del Norte. En las últimas fechas la UE también ha anunciado el envío de un paquete de vacunas para los Balcanes que servirá para inmunizar a los trabajadores sanitarios en primera línea.

A juicio de Vucic, un líder que siempre ha mantenido un discurso ambivalente sobre la UE y no ha dudado en acercarse a China y Rusia, el apoyo a la iniciativa ferroviaria genera una nueva atmósfera de confianza entre la UE y Serbia. "Supone reiniciar algo, generar más confianza entre nosotros y establecer un nuevo clima político", ha reiterado.

A cambio, el Alto Representante ha insistido en que Belgrado debe responder avanzando en las reformas comprometidas como país candidato a ingresar en el club comunitario. En particular, ha destacado la necesidad de que Serbia dé pasos en el diálogo con Pristina, mejore en cuestiones de Estado de Derecho y se alinee totalmente con la política exterior de los Veintisiete.

El diálogo auspiciado por la UE entre Belgrado y Pristina, que la diplomacia europea vincula a las aspiraciones de ambos países a ingresar a la UE, ha vivido distintas fases sin llegar a ningún acuerdo desde que arrancara en 2013.

Tras los comicios del pasado febrero, el primer ministro de Kosovo volvió al poder gracias a una abrumadora victoria de su partido Vetevendosje, Autodeterminación. De esta forma, después de meses de inestabilidad política con cambios de Ejecutivo y la dimisión del presidente Hashim Thaci, la UE ha expresado su intención de que en su nueva etapa al frente de Kosovo, Kurti se comprometa con el proceso que busca la normalización de las relaciones de Serbia con su antigua provincia.

BORRELL, EN CONTRA DE CAMBIAR FRONTERAS EN BALCANES

Con respecto al documento no oficial que estaría impulsando el primer ministro esloveno, Janez Jansa, para plantear "redibujar" las fronteras de la antigua Yugoslavia, el jefe de la diplomacia europea ha asegurado que no ha recibido ningún documento, pese a que ha oído sobre este asunto.

"Como es un documento no oficial, no es un asunto oficial para mí. Quiero usar esta oportunidad para subrayar el inequívoco apoyo a la integridad territorial de Bosnia y de todos los países de los Balcanes", ha valorado sobre una propuesta que la propia Eslovenia, próxima presidencia rotatoria de la UE, niega su existencia y que ha levantado gran polémica en los países de la región.

Borrell ha pedido centrarse en avanzar en el camino europeo de los Balcanes, un objetivo que se marcó como prioridad cuando asumió el cargo de Alto Representante. "Tengo pendiente una llamada con el trío de presidentes de Bosnia y pasaré este mismo mensaje", ha insistido.

Por su parte Vucic ha recalcado el respaldo a la integridad territorial de Bosnia, así como de la República Srpska, la entidad serbobosnia dentro del país. Aunque ha asegurado no haber tenido contacto reciente con Jansa, ha subrayado que es partidario de debatir sobre todos los temas y ha pedido no hacer "inquisiciones medievales".

"No he visto los documentos, ni nadie se me han presentado. No puedo criticar a nadie por hacer algo, nadie lo ha mencionado ese papel ni lo ha discutido conmigo", ha explicado sobre la controvertida propuesta.

Contador