Publicado 12/08/2021 11:29CET

El Banco Central de Líbano pone fin a los subsidios para la importación de combustible en plena crisis económica

Archivo - El presidente de Líbano, Michel Aoun (i), en una reunión con el gobernador del Banco Central de Líbano, Riad Salamé (d)
Archivo - El presidente de Líbano, Michel Aoun (i), en una reunión con el gobernador del Banco Central de Líbano, Riad Salamé (d) - -/Dalati & Nohra/dpa - Archivo

MADRID, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Banco Central de Líbano (BCL) ha anunciado el fin de los subsidios para la importación de combustible y ha indicado que ofrecerá líneas de crédito para estas compras en base a los precios de mercado, una decisión que llega en medio de una grave crisis económica y el encarecimiento de los carburantes.

El gobernador del BCL, Riad Salamé, ha indicado en un comunicado que, a partir de este mismo jueves, cambiará las divisas a los importadores según los "precios de mercado", sin precisar a cuál se refiere, en el marco de un hundimiento de la divisa.

El banco lanzó el año pasado la plataforma Sayrafa para intentar limitar los precios en el mercado negro, donde el dólar está en los últimos días a 20.000 libras, según ha recogido el diario 'L'Orient le Jour'. La tasa de cambio fijada por Sayrafa es de 17.400 libras libanesas por dólar.

El presidente libanés, Michel Aoun, ha convocado este mismo jueves a Salamé a una reunión en el Palacio de Baabda para abordar la decisión, según un breve mensaje publicado por la Presidencia a través de su cuenta en la red social Twitter.

El Gobierno elevó los precios en junio después de que el Banco Central empezara a emitir líneas de crédito a 3.900 libras por dólar, más que la tasa oficial de cambio de 1.500 libras por dólar, lo que ya provocó un aumento de los precios que ha derivado en diversos incidentes durante los últimos días.

En este contexto, al menos tres personas murieron el lunes en varias peleas relacionadas con el reparto de combustible en gasolineras ante la escasez de carburante en el país, que ha provocado largas colas en las gasolineras para intentar abastecerse.

El Banco Mundial afirmó el 1 de junio que la crisis económica en Líbano es una de las peores registradas a nivel mundial desde mediados del siglo XIX, con una caída drástica de cerca del 40 por ciento de PIB per cápita desde 2018, a pesar de lo cual los partidos no han logrado un acuerdo para formar el nuevo Ejecutivo.

Los esfuerzos para ensamblar un Gobierno que sustituya al de Hasán Diab, quien dimitió tras las explosiones del 4 de agosto en el puerto de Beirut y quien sigue en funciones, están encabezados ahora por el ex primer ministro Nayib Mikati, nombrado para esta tarea hace cerca de dos semanas tras la dimisión de Saad Hariri por sus constantes tensiones con el presidente, Michel Aoun.