Publicado 06/02/2021 12:48CET

Bangladesh.-HRW pide a la ONU que investigue al jefe del Estado Mayor de Bangladesh por presuntos abusos contra los DDHH

El jefe del Estado Mayor de Bangladesh, general Aziz Ahmed
El jefe del Estado Mayor de Bangladesh, general Aziz Ahmed - ISPR / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

La ONG Human Rights Watch (HRW) especializada en el seguimiento de la situación global de los Derechos Humanos, ha pedido a Naciones Unidas que investigue al jefe del Estado Mayor del Ejército de Bangladesh, general Aziz Ahmed, bajo sospecha de ordenar a sus fuerzas la comisión de graves abusos, máxime cuando el país asiático es el principal contribuyente de tropas a las misiones de mantenimiento de la paz en todo el mundo.

"La ONU debería anunciar una revisión completa de sus relaciones con Bangladesh", apunta HRW antes de señalar a la actual investigación que lleva a cabo la cadena panárabe Al Yazira contra el general bangladeshí, y denunciar que las inminentes reuniones del Ejército con responsables de la ONU sobre su aportación a las fuerzas de paz parecen, más bien, un intento de aclarar su reputación.

"Además de un largo patrón de ejecuciones extrajudiciales, desapariciones y torturas por parte de las fuerzas de seguridad de Bangladesh bajo el control del general Aziz, esta nueva información sugiere que el Ejército está haciendo un descarado intento de blanquear sus abusos", según el director para la ONU de la organización, Louis Charbonneau.

La investigación de Al Yazira documentó que el Gobierno de Bangladesh había comprado, de manera ilegal, software espía de Israel. El Ejército reaccionó a la evidencia diciendo que el equipo era para un "contingente del Ejército que se desplegaría en la misión de mantenimiento de la paz de la ONU".

La investigación también alega que el general ha estado involucrado en numerosos crímenes cometidos por el Batallón de Acción Rápida (BAR), una fuerza acusada de ejecuciones extrajudiciales, la tortura y las desapariciones forzadas.

Aunque depende formalmente del Ministerio del Interior, muchos de los puestos de mando superiores están ocupados por personal militar. La unidad está efectivamente bajo el control del Ejército, que está dirigido por el general Aziz.

De hecho, según la investigación, existe una grabación en la que el general dice textualmente: "Mis 'gángsters' son ellos (el batallón). No necesito matones, el batallón son mis matones. Recoger a alguien, detener a alguien. Ellos ganan dinero, yo hago dinero. Un trato sencillo".

El Gobierno de Bangladesh ha negado las acusaciones como "nada más que una serie engañosa de insinuaciones e insinuaciones en lo que aparentemente es una 'campaña de difamación' con motivaciones políticas".

Así, y dado el importante papel de Bangladesh en las misiones de mantenimiento de la paz, la ONU también debería realizar su propia investigación, afirman HRW y otros siete grupos pro Derechos Humanos citados por la organización.

La ONU debería dejar claro al general Aziz "que los violadores de los Derechos Humanos no tienen cabida en el mantenimiento de la paz de la ONU", en opinión de Mohamad Ashrafuzzaman, oficial de enlace de la Comisión Asiática de Derechos Humanos. "La garantía de que todos los soldados y unidades de mantenimiento de la paz tengan un historial limpio debería ser un factor innegociable para Naciones Unidas", ha lamentado.