Publicado 12/02/2021 19:02CET

Bélgica.- Bélgica declara culpable de homicidio a un agente de Policía por la muerte de una migrante de 2 años

Imagen der archivo de la Policía de Bélgica.
Imagen der archivo de la Policía de Bélgica. - NICOLAS LAMBERT / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

BRUSELAS, 12 Feb. (DPA/EP) -

Un tribunal de Bélgica ha declarado este viernes culpable de homicidio involuntario a un agente de Policía por la muerte de una migrante de dos años, que tuvo lugar durante una persecución policial en mayo de 2018.

El agente ha sido condenado a un año de prisión condicional y a pagar una multa de 485 euros. El fiscal encargado del caso había pedido esa pena para el agente, ya que no pretendía matar a la niña.

En concreto, los hechos sucedieron en la noche del 16 al 17 de mayo. La niña, kurdo-iraquí, viajaba junto a su familia y más de 20 personas en una furgoneta.

La Policía intentó interceptar la furgoneta durante una persecución a gran velocidad. Los agentes dispararon en dirección al vehículo y la niña, Mawda, fue alcanzada. Según informaciones de la prensa belga, los migrantes intentaban llegar a Reino Unido a través de Bélgica.

El cuerpo policial inicialmente sostuvo que la niña había muerto por otras causas y el agente argumentó más tarde que había apuntado a la rueda delantera izquierda para detener el automóvil y que no sabía que había otros pasajeros a bordo, además del conductor.

La familia de Mawda discutió esta versión, asegurando que miembros de la otra familia que viajaba con ellos habían sostenido a sus propios hijos por fuera de las ventanas de la furgoneta para mostrar a la Policía que había niños en el vehículo.

No obstante, el tribunal belga ha considerado que el disparo fatal fue un accidente, según la agencia de noticias Belga. Junto al agente declarado culpable, que no ha sido identificado, se han presentado otros dos acusados: el conductor de la furgoneta y un presunto traficante, ambos acusados por conducción imprudente con circunstancias agravantes.

Así, el tribunal ha condenado al conductor a cuatro años de prisión, mientras que ha absuelto al presunto traficante por falta de pruebas en su contra.