Publicado 14/10/2021 20:28CET

Bélgica.- Cinco mujeres demandan al Estado belga por los daños causados durante la época colonial

El grupo de cinco mujeres que ha demandado al Estado Belga por los daños causados durante la época colonial.
El grupo de cinco mujeres que ha demandado al Estado Belga por los daños causados durante la época colonial. - HADRIEN DURE / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

Cinco mujeres han presentado una demanda civil por crímenes de lesa humanidad contra el Estado belga por el trato que recibieron al ser sacadas de sus hogares, en la actual República Democrática del Congo (RDC), durante la época colonial y enviadas a la fuerza a orfanatos en la entonces metrópoli.

"Mis clientes fueron secuestradas, abusadas, ignoradas y desterradas", ha dicho Michele Hirsch, abogada de estas cinco mujeres nacidas entre 1946 y 1950 de padres belgas y madres congoleñas. "El Estado belga no tuvo el coraje de ir hasta el final y reconocer el crimen pues su responsabilidad traería consigo daños e intereses".

"Son la prueba viviente de un crimen de Estado no confesado, y pronto no quedará nadie para testificar", ha explicado Hirsch, quien ha presentado este jueves la demanda ante el Tribunal de Primera Instancia de Bruselas, en la que se solicita una reparación de 50.000 euros para cada una de las mujeres a las que representa.

Lea Tavares Mujinga, Monique Bintu Bingi, Noelle Verbeken, Simone Ngalula y Marie-Jose Loshi son las cinco mujeres que han denunciado al Estado belga por la segregación que padecieron junto a otros miles de niños mestizos que nacieron en la actual RDC, Ruanda y Burundi, bajo el yugo colonial.

Conocidos como "metis", los niños fueron despojados de sus hogares y enviados contra la voluntad de sus familiares a instituciones religiosas y hogares de acogida por orden de las autoridades belgas.

Si bien el Gobierno belga emitió una disculpa pública en 2019 por el daño causado durante la época colonial, llegando incluso el rey Felipe de Bélgica a mostrar su "más profundo pesar por estas heridas del pasado", el Estado nunca compensó por los daños a las víctimas.

"Si luchan por que se reconozca este crimen es por sus hijos, sus nietos. Porque el trauma se transmite de generación en generación. Les pedimos que señalen el crimen y condenen al Estado", ha demandado Hirsch, informa la agencia Belga.

Contador