Publicado 30/09/2020 09:58CET

Bélgica.- Principio de acuerdo para formar un gobierno de coalición en Bélgica, a falta de repartir las carteras

Bélgica.- Principio de acuerdo para formar un gobierno de coalición en Bélgica,
Bélgica.- Principio de acuerdo para formar un gobierno de coalición en Bélgica, - Nicolas Maeterlinck/BELGA/dpa - Archivo

BRUSELAS, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los siete partidos políticos que negocian la formación de un gobierno de coalición en Bélgica han alcanzado esta madrugada un acuerdo que pondrá fin a casi dos años de interinidad y que se espera se anuncie formalmente en las próximas horas, cuando cierren el reparto de las carteras del nuevo ejecutivo que, según los medios locales, estará dirigido por el liberal flamenco Alexander De Croo.

Precisamente De Croo ha sido, junto al líder del Partido Socialista valón, Paul Magnette, responsable de conducir las negociaciones durante las últimas semanas y desbloquear el acuerdo de coalición, que finalmente se ha alcanzado durante la madrugada, tras una reunión de 21 horas. El rey debe recibirlos a lo largo de la mañana de este miércoles para confirmar el acuerdo y designar al nuevo primer ministro.

El resultado será la llamada 'Coalición Vivaldi', nombrada así en alusión a las 'Cuatro Estaciones' del compositor barroco italiano y a las cuatro principales familias políticas del país que darán forma al nuevo ejecutivo federal.

El pacto contará así con representantes flamencos y valones de socialistas, liberales y ecologistas, además de los democristianos flamencos, pero dejará fuera a las fuerzas más votadas en Flandes en las elecciones de mayo de 2019: los nacionalistas flamencos de la N-VA, que hicieron caer el último gobierno en diciembre de 2018, y la extrema derecha del Vlaams Belang.

A falta de confirmarse que De Croo y no Magnette será el próximo primer ministro belga, que previsiblemente tomará el relevo de la también liberal Sophie Wilmès este jueves, queda por ver cuál es el reparto de carteras entre las distintas fuerzas.

Los equilibrios lingüísticos y regionales a los que obligan las reglas en Bélgica permiten augurar que de los 14 ministros que tendrá el nuevo gobierno, siete serán valones y otros siete flamencos, pero el reparto de las competencias puede tensar aún la conclusión de las negociaciones.

Contador