Publicado 14/04/2021 05:33CET

Benín.- Talon gana las elecciones presidenciales en Benín con más del 86 por ciento de los votos

El presidente de Benín, Patrice Talon
El presidente de Benín, Patrice Talon - SERAPHIN ZOUNYEKPE / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

El actual presidente de Benín, Patrice Talon, ha ganado las elecciones presidenciales del domingo con un 86,36 por ciento de los votos, según los resultados de las comicios celebrados el domingo en medio de movilizaciones de la oposición.

A Talon, que lograría así su segundo mandato, le han seguido el aspirante de Fuerzas Cowry para un Benín Emergente (FCBE), Alassane Soumanou, con un 11,3 por ciento, y el candidato del Partido de los Demócratas, Corentin Kohoue, con un 2,4 por ciento, según los resultados facilitados este martes por la Comisión Electoral Nacional Autónoma (CENA), recogidos por Benín Web TV.

La tasa de participación ha sido del 50,17 por ciento en estos comicios, cuyos resultados deben ser confirmados por el Tribunal Constitucional en el plazo de diez días.

La jornada electoral estuvo marcada por las protestas de la oposición que denunciaban que Talon, exempresario algodonero, buscaba la reelección. Las movilizaciones se llevaron a cabo pese al decreto de Talon que prohibía cualquier manifestación a partir del 6 de abril.

Las movilizaciones arrancaron precisamente el 6 de abril para denunciar un intento de Talon de prorrogar su permanencia en el cargo a través de una serie de modificaciones constitucionales y del calendario electoral que provocarán que el próximo presidente jure el cargo la última semana de mayo, un mes y medio más tarde de lo previsto.

La oposición recuerda que Talon juró su cargo el 6 de abril de 2016 y argumenta que debió haber finalizado su mandato este mismo día cinco años más tarde, motivo por el que se convocó una serie de protestas que derivaron en disturbios de diversa gravedad en la capital, Porto Novo, y otras ciudades del país, entre ellas Cotonou.

Las autoridades beninesas han sostenido, sin embargo, que las enmiendas constitucionales de 2019, que buscaban igualar los mandatos de presidente, parlamentarios y alcaldes, provocaron un aplazamiento electoral en el marco de la legalidad y han rechazado los llamamientos opositores, que se han amalgamado bajo el lema 'Cinco años son cinco años, ni un día más'.

Por otra parte, los tribunales del país han emitido condenas contra diversos opositores, entre ellos Sébastien Ajavon, quien se encuentra en el exilio, y Lehady Soglo, un antiguo alcalde de Cotonú sentenciado por abuso de sus funciones. A ellos se suma la líder del principal partido opositor, Reckya Madugú, encarcelada en marzo tras ser acusada de intentar "desestabilizar el país" y de haber trazado planes para "asesinar a figuras políticas".

La situación ha puesto en peligro la imagen de Benín como un estandarte de la democracia africana --llegando a ser el primero en el que un dictador cedió el poder tras un proceso electoral--, que durante cerca de tres décadas contó con una gran tranquilidad y paz social, convirtiéndose en un modelo en África occidental.