Publicado 25/02/2021 21:36CET

Bielorrusia.- Bachelet pide el "fin" de la política de "acoso e intimidación" a la sociedad civil en Bielorrusia

Archivo - Manifestación de la oposición a Alexander Lukashenko en Minsk
Archivo - Manifestación de la oposición a Alexander Lukashenko en Minsk - PAVLO GONCHAR / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, ha pedido este jueves el "fin" de la política de "acoso e intimidación" a la sociedad civil que está llevando a cabo el Gobierno de Bielorrusia, así como la liberación de los detenidos.

En la presentación de un informe sobre el país durante la 46º sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, Bachelet ha asegurado que el informe recoge "severas violaciones de los Derechos Humanos" cuyo objetivo era "cercenar el derecho a la participación en asuntos políticos, la libertad de opinión, expresión, asamblea pacífica y asociación".

Para la Alta Comisionada, los hechos han llevado a "una crisis de Derechos Humanos sin precedentes" en Bielorrusia y han dado visibilidad a "una duradera y crónica serie de violaciones e impunidad sistémicas".

Bachelet ha alertado de que la situación es peor en la actualidad que en las fechas en las que se llevó a cabo el informe, que cubre desde mayo hasta finales de año.

Naciones Unidas está investigando 3.500 quejas de abusos policiales o intentos de detener protestas de la oposición en su denuncia de fraude durante las elecciones del pasado agosto que dieron una nueva victoria a Alexander Lukashenko.

Asimismo, Bachelet ha resaltado que hasta el 9 de febrero, 246 activistas, opositores o periodistas han sido sentenciados a prisión por cargos políticos.

Del mismo modo, ha recalcado que está "preocupada" por las reformas legislativas que el Gobierno parece estar dispuesto a llevar a cabo y ha tendido la mano para que Naciones Unidas ayude a implementar legislaciones en Bielorrusia que mejoren el respeto a los Derechos Humanos en el país.

Entre las recomendaciones de Naciones Unidas, se encuentran reformas legislativas enfocadas a "asuntos sistémicos claves" como el respeto a los "juicios justos" y la "independencia de la Justicia".