Publicado 10/11/2021 11:42CET

Bielorrusia.- Bielorrusia acusa a la UE de provocar la crisis migratoria y denuncia la "intimidación política"

09 November 2021, Poland, Kuznica: Trucks wait outside the closed Kusnica border crossing on the border between Poland and Belarus.  The migration crisis at the Poland-Belarus border with refugees trying to enter the European Union via Belarus worsened on
09 November 2021, Poland, Kuznica: Trucks wait outside the closed Kusnica border crossing on the border between Poland and Belarus. The migration crisis at the Poland-Belarus border with refugees trying to enter the European Union via Belarus worsened on - Michael Kappeler/dpa

MADRID, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Exteriores de Bielorrusia, Vladimir Makei, ha acusado a sus países vecinos y a la Unión Europea en su conjunto de provocar el repunte migratorio de estas últimas semanas, fruto de una supuesta "intimidación política" frente a la que Minsk recibe el apoyo explícito de Moscú.

Makei, de visita a la capital rusa, ha criticado que el quinto paquete de sanciones contra el Gobierno de Alexander Lukashenko esté ya "en camino", en este caso por la "crisis migratoria", según la agencia de noticias BelTA. Los Veintisiete acordaron el martes endurecer la tramitación de visados para altos cargos del régimen bielorruso.

Frente a esta "presión de sanciones en aumento", Bielorrusia mira a Rusia en busca de una "respuesta conjunta" que, por el momento, se circunscribe a la retórica política. Makei ha defendido las relaciones con Moscú como un modelo, ejemplo de una buena sintonía que también expusieron el martes Lukashenko y su homólogo ruso, Vladimir Putin, en una conversación telefónica.

El ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, ha defendido por su parte que las sanciones económicas deben ser una medida de "último recurso", para contener amenazas para la paz y la seguridad internacionales, y solo previo acuerdo del Consejo de Seguridad Nacional de la ONU.

En este sentido, considera que la adopción de sanciones de forma "unilateral" van en contra del Derecho Internacional y solo sirven para añadir presión a gobiernos cuestionados desde Occidente, como sería en este caso la Administración encabezada por Lukashenko.

El Ministerio de Exteriores de Rusia también ha salido al paso de las acusaciones vertidas desde el Gobierno polaco y que vinculan a Moscú con este repunte de las llegadas de migrantes a las fronteras de países de la UE. El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, también ha tachado de "inaceptables" estas acusaciones, según la agencia de noticias Sputnik.

Contador